Año XIX - Madrid, Lunes 19 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

ENERGIA Brasil

Petrobras da un ultimátum a PDVSA

Americaeconomica.com / 31-05-2011
La petrolera brasileña Petrobras ha anunciado que está dispuesta a aumentar su participación en el capital de una importante refinería, si la estatal venezolana PDVSA (Petróleos de Venezuela SA) no realiza el aporte prometido por el presidente Hugo Chávez. El Gobierno venezolano tiene como plazo hasta el mes de agosto para decir si va a contribuir con su parte, que es del 40% de la refinería, y si va a seguir aportando recursos para que la brasileña prosiga con la construcción.

Hasta el momento PDVSA, que iba a costear el 40% de la inversión demandada por el proyecto conjunto, no ha aportado dinero, informó Paulo Roberto da Costa, director de Abastecimiento de Petrobras. "A partir del mes de agosto, con el fin" del dinero invertido por Petrobras "cada empresa tendrá que hacer un aporte para continuar la obra, y si PDVSA no aporta entenderemos que perdió interés en participar" señaló Da Costa.

Participe o no la venezolana, Petrobras asegura que tiene condiciones suficientes para asumir individualmente la refinería que construye en el noroeste de Brasil. Costa mostró a la prensa local las obras de la refinería, que la brasileña inició sin la ayuda de su socio en el complejo portuario de Suape, a pocos kilómetros de Recife, la capital del estado de Pernambuco (noreste).

En estos momentos, el 35% de las obras de la planta, que tendrá capacidad para procesar 230.000 barriles diarios de petróleo, ya han sido ejecutadas y el plazo para que la planta comience a producir se ha fijado para el año 2013.
El ultimátum se hace justo una semana antes de la visita que el presidente venezolano, Hugo Chávez, hará a Brasilia para discutir con su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, diferentes aspectos de la relación bilateral, entre ellos la asociación petrolera.

El proyecto se remonta al año 2005, cuando la piedra basal de la refinería Abreu e Lima, ubicada en el noreste brasileño, y con un valor estimado en 5.000 millones de dólares (3.500 millones de euros), fue colocada por Chávez y el ex presidente Luiz Lula da Silva. Según Costa, la refinería tiene un coste aproximado unos 16.250 millones de dólares (11.370 millones de euros) y su construcción comenzó con un préstamo que Petrobras obtuvo del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) por 6.250 millones de dólares (4.370 millones de euros).

Las negociaciones para la refinería se prolongaron por varios años debido a divergencias en cuanto a la participación que tendrían las empresas, al origen del crudo que sería refinado y al destino de los derivados producidos, pero finalmente hace dos años firmaron los acuerdos de accionistas.

Sin embargo, PDVSA no entregó las garantías para asumir su parte en el préstamo que Petrobras contrató con el BNDES (Banco Nacional de Desarrollo), por lo que la empresa brasileña decidió proseguir con el proyecto individualmente.