Año XIX - Madrid, Sábado 17 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

ENERGIA Brasil

Abengoa planea vender su filial eléctrica en Brasil a la estatal Cemig

Americaeconomica.com / 02-06-2011
Abengoa se encuentra en negociaciones para vender su filial eléctrica en Brasil por una cifra que podría acercarse a los 430 millones de euros. Las 11 concesiones de la empresa española en el gigante sudamericano pasarían a manos de la estatal eléctrica Companhia Energética de Minas Gerais (Cemig). Los abultados niveles de deuda a que hace frente Abengoa es la razón que le lleva a deshacerse de sus activos brasileños; con la operación, consigue recursos y mejora su flujo de caja. Cemig, la potencial compradora, está controlada por el estado brasileño de Minas Gerais y su principal socio privado es la constructora Andrade Gutierrez.

En octubre de 2010, la empresa española ya había vendido en Brasil un 25% de las subsidiarias ETEE (Expansión Transmisora de Energía Eléctrica S.A.) y ETIM (Expansión Transmisora Itumbiara Marimbondo) a la compañía de procedencia china State Grid International por un montante de 90 millones de euros. Por tanto, parece que Abengoa está intentando soltar lastre en el mercado brasileño para concentrarse en hacer frente a las dificultades en España.

La compradora de esas 11 concesiones y de los casi 4.000 kilómetros de líneas de transmisión eléctrica que gestiona Abengoa es la estatal Companhia Energética de Minas Gerais, más conocida por su acrónimo, Cemig, con sede en Belo Horizonte, capital del estado brasileño de Minas Gerais. La compañía es una de las generadoras de mayor potencia y distribución en Brasil, ya que es responsable del 12% de la distribución nacional.

Justamente esta semana Abengoa se ha deshecho también de la participación del 40% que mantenía en su filial tecnológica Telvent y que ha cedido a la francesa Schneider Electric. La operación permitirá a la empresa española aliviar su endeudada situación, que se reducirá en alrededor de 775 millones de euros.