Año XIX - Madrid, Lunes 19 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

La Bolsa brasileña, indiferente ante la caída del hombre de confianza de Dilma Rousseff

Americaeconomica.com / 08-06-2011
Finalmente, los peores augurios para el gobierno de Dilma Rousseff se cumplieron. Antonio Palocci, ministro de la Presidencia, ha dimitido de su cargo, acosado por la opinión pública y la oposición brasileña, que han venido presionando en las últimas semanas para que explicara por qué su patrimonio se ha incrementado veinte veces en los últimos cuatro años. Sin embargo, a pesar de que tanto la Bolsa como la moneda de Brasil han caído levemente desde el lunes, los mercados no han castigado al gigante sudamericano tras la noticia. La senadora Gleisi Hoffmann ha sido la elegida para suceder a Palocci.

La caída de la Bolsa brasileña (0,38% en la mañana de este miércoles) ha tenido más que ver con la debilidad que esta semana están mostrando los mercados internacionales que con la salida de Palocci. El impacto, por tanto, ha sido mínimo sobre la situación financiera de Brasil. Los inversores no han caído en la incertidumbre tras el anuncio.

A pesar de que Palocci no ha sido imputado por ningún delito por la Fiscalía, su situación era crítica y ha elegido dimitir para no dañar al gobierno de Dilma Rousseff. La salida de Palocci supone la primera gran crisis del gobierno de la sucesora de Lula da Silva, ya que el político era considerado el hombre fuerte del gabinete y posee una gran vinculación con el mundo empresarial. La oposición de hecho ya recogía apoyos para solicitar una comisión de investigación en torno a su persona.

Según desveló el diario Folha de Sao Paulo, Palocci ha hecho compras inmobiliarias (un piso y una oficina) por valor de alrededor de 4,5 millones de dólares, una cifra muy alejada de los 230.000 dólares que había declarado como patrimonio antes de 2007 y los 600.000 que cobró durante su mandato como congresista, que terminó en 2010. La explicación de Palocci de que esos ingresos ocultos que le permiten realizar esas compras proceden de una empresa, Projeto, que fundó en 2006, no han convencido ni a la oposición, ni a los medios, ni a la Fiscalía. Palocci sostiene que cobró por asesorar a empresas, de las que sin embargo, se ha negado a dar los nombres.

Su sucesora al frente del ministerio de la Presidencia es la senadora Gleisi Hoffmann, del Partido de los Trabajadores (PT) y esposa del ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo. Expertos señalan que cuenta con muy poca experiencia, ya que se encuentra en su primer mandato como senadora. Sin embargo, parece que sí tiene la confianza de Dilma.