Año XIX - Madrid, Martes 13 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

Carrefour Brasil da esquinazo a las pretensiones de compra de Wal-Mart

Americaeconomica.com / 17-08-2011
La filial brasileña de la cadena francesa de supermercados Carrefour no se vende. Así de claro y contundente fue el director general de la firma, Lars Olofsson, quién niega que las operaciones del grupo minorista galo no están a la venta. La multinacional estadounidense Wal-Mart Stores habría negociado la posible compra de esta sucursal. La operación le habría convertido en el mayor minorista del país latinoamericano por delante incluso del Grupo Pao de Açucar.

Olofsson, que estuvo de visita el lunes y martes en la capital de Brasil, aclaró que, la información proporcionada por el periódico local ‘Valor Económico’ en la que afirmaba que directivos de la compañía norteamericana se habían reunido ya con la dirección de la francesa para llevar a cabo dicho negocio, no son ciertas, ya que la filial brasileña no está a la venta. En entrevista al diario O Estado de Sao Paulo, el directivo aountó que Carrefour no necesita un socio para crecer en Brasil, su segundo mercado después de Francia y donde está presente desde 1975.

Esta situación se produce semanas después de que el presidente del Grupo Pao de Açucar, Abilio Diniz, propusiera una fusión de su compañía con dicha filial, aunque la operación fue bloqueada por Casino, accionista también de la compañía brasileña. Wal-Mart sube un 1,16%, hasta los 49,49 dólares; Carrefour sube un 1,11%, hasta los 18,29 euros.

Después de un período de incertidumbre en las que Carrefour coqueteó con poner en marcha una fusión de su filial brasileña con Pao, el proyecto fracasó estrepitosamente esta semana por la negativa de Casino, accionista de la empresa brasileña, a permitir que saliera adelante. El ministro brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio, Fernando Pimentel, había manifestado su beneplácito a que la operación de fusión fuera financiada con crédito del BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social) brasileño, que podría haber aportado unos 4.500 millones de reales (unos 2.000 millones de euros). Pimentel señaló que la operación era “estratégica” para Brasil, ya que lo situaba en la órbita de los grandes mercados internacionales.

Sin embargo, Casino controla el 43% de las acciones de Pão de Açúcar y comparte su gestión con la poderosa familia Diniz, por lo que su oposición al proyecto era total. De hecho, había pedido a la Cámara de Comercio Internacional que mediara en la operación como medida de presión, ya que siempre ha considerado que el acuerdo entre Carrefour y la brasileña era “hostil” contra sus intereses e “ilegal”. Tras pronunciarse repetidamente en contra y amenazar con tomar medidas legales, la francesa consiguió torpedear la fusión.

La operación nació después de que Cencosud mostrara interés por los activos brasileños de Carrefour. La compañía chilena, que también cuenta con negocios en Argentina y Colombia, entró en 2007 en el mercado brasileño y desde entonces ha peleado por extender su presencia en la economía del país. El pasado año compró tres cadenas de supermercados con las que apuntalar su situación en Brasil: Super Familia, Perini y Bretas, compras con las que añadió a su haber más de setenta centros de venta. En 2010 obtuvo en el gigante brasileño el 14% de su beneficio total. Su coqueteo con Carrefour hizo que Pao, preocupada, iniciara ella misma un proyecto de fusión con la filial de la francesa para no ceder.

La actitud de Casino se explica por el miedo de la compañía francesa a perder la carrera por el creciente mercado minorista brasileño, uno de los más prometedores del mundo. Su gran competidora, Carrefour, había dado un golpe de autoridad con su anunciada fusión con Pao de Açúcar y le había tomado ventaja, y además de manera dolorosa ya que Casino es socio de la familia Diniz en la empresa brasileña. Sin embargo, la osadía de Carrefour no ha llegado a buen término y Casino ha conseguido devolverle el golpe a su competidora.