Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

Dilma y Lula, enfrentados por la ley de prensa que impulsa el Partido de los Trabajadores

Americaeconomica.com / 06-09-2011
Siguiendo la estela predominante en todo el subcontinente, la formación de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, Partido de los Trabajadores (PT), ha impulsado un reforma del sector de la comunicación que evite que la propiedad de más de un medio a la vez y que busca la “democratización” del sistema. Ante las voces críticas que apuntan que el proyecto, podría ir contra la libertad de expresión, el PT ha iniciado una fuerte campaña para defender la reforma, que no convence completamente a Dilma pero a la que Lula da Silva, su antecesor, ha dado todo su apoyo.

El PT, a través de un comunicado en el que defiende el proyecto, ha señalado que "es urgente abrir el debate en el Congreso Nacional sobre el marco regulador de la comunicación social" y "repeler con firmeza las maniobras de los medios conservadores y de la oposición de promover una especie de criminalización generalizada de la conducta de la base que sustenta al gobierno".

Los abogados brasileños, a través de la Orden de Abogados de Brasil, ya han cuestionado el alcance de la medida. "Esa postura del Partido de los Trabajadores asusta. Asusta porque hablar de democracia es hablar de libertad de prensa y de expresión. No hay democracia sin una prensa libre", ha señalado a los medios Ophir Cavalcante, presidente de la organización.

Ante las voces críticas que se han alzado, Dilma ha reaccionado con preocupación, según informa el diario local Estado de São Paulo, ya que considera que la reforma es demasiado agresiva, por lo que sería partidaria de rebajar su alcance. Sin embargo, su antecesor, el popular Lula, se ha mostrado entusiasmado con la idea y ha defendido el proyecto públicamente, lo que podría pasarle factura a la presidenta, que intenta en las últimas semanas desligarse de la alargada sombra de su mentor político.