Año XIX - Madrid, Lunes 19 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

La Bolsa española no confía en el nuevo contrato de Amper en Brasil de la mano de Enrique Bañuelos

Americaeconomica.com / 29-01-2013

El primer tanto de Enrique Bañuelos a favor de Amper en Brasil no ha tenido en Bolsa el impacto que se esperaba. Pese a haberse apuntado una apertura alcista gracias a un relevante contrato, la cotizada ha alcanzado la media sesión con caídas del 3,6% para una gráfica que volvía a fallar en el asalto a los 2,00 euros por acción.

La retirada del dinero especulativo que ayer catapultó la negociación y el precio de Amper ha pesado hoy en el ánimo inversor más que la buena noticia de su primer gran contrato en Brasil, algo que se esperaba con expectación desde la entrada del empresario Enrique Bañuelos en la cotizada. Es así que la gráfica de la tecnológica confirma la máxima de comprar con el rumor y vender con la noticia, apuntan este martes algunos de los expertos del ‘trading’ que más de cerca siguen el valor.

Si el lunes la cotización de Amper se disparó un 11,4% en medio de un volumen de negociación de casi cinco veces su media anual, este martes el deseado asalto a los 2,00 euros por acción que ayer vaticinaban algunos foros bursátiles de la Red vuelve a quedarse fuera del alcance de su gráfica. Tras unos primeros cruces en que acariciaba la ansiada cota, la cotización de la tecnológica llegaba a caer hasta los 1,87 euros unitarios con un volumen que ya al ecuador de la sesión alcanzaba los 425.000 títulos frente a los 103.000 en que se sitúa su media anual de una jornada completa.

Una brusca cosecha de beneficios por parte de los especuladores que ayer calentaron Amper que se ha traducido en una ‘ratonera’ para los oportunistas menos cautos que a primera hora de hoy se animaban a apostar por el valor. En esta línea se mueve el discurso de varios gestores de carteras consultados por este portal que recuerdan la importancia de fijar ‘stops’ bien marcados a la hora de arriesgar por compañías marcadas tradicionalmente por una gran volatilidad, como es el caso de la participada por Bañuelos.

Precisamente, una de las especulaciones desatadas con su llegada a la compañía se ha resuelto hoy con la firma de un proyecto de seguridad “sin precedentes” en Brasil a través de su filial Medidata y de la mano de la firma local Rontan, anunciaba esta mañana Amper a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. En concreto, la cotizada española correrá con la implantación de un “innovador proyecto de Centros Integrados de Comando y Control Móviles para gestionar acciones de seguridad pública y defensa civil para los grandes eventos que se llevarán a cabo en Brasil a partir de 2013”, a saber: el Mundial de Fútbol y las Olimpiadas de Verano.

Con el acuerdo, Amper se ha embolsado 92 millones de reales brasileños, unos 33,8 millones de euros. Una cifra que, a pesar de la visibilidad que pueda reportar a la compañía en Latinoamérica y en el pujante mercado carioca, algunos expertos han calificado de escasa para las expectativas que el mercado se había marcado bajo el patrocinio del empresario saguntino. Es así que la propia cotizada ha apuntado que este proyecto “se encuadra en el nuevo plan de negocios del Grupo Amper, para el que cuenta con el apoyo de su accionista Veremonte [el fondo a través del cual invierte Bañuelos] en los mercados de Latinoamérica y Brasil”.

Resuelta ya, en parte, una de las promesas asociadas al ‘regreso a casa’ del hombre de negocios curtido en la burbuja inmobiliaria española; la especulación en torno a la ampliación de capital por 15 millones de euros se mantiene abierta en Amper. Este martes, los gestores más activos en las ventas que se imponían sobre el valor eran Ahorro Corporación Financiera, BBVA y Banco Sabadell. Mientras, las compras las protagonizaban las mesas de M&B Capital Advisers, Mercavalor y Selfbank.

La mayoría de ellos cambiaban de posición con respecto a la sesión de ayer, una prueba más de los movimientos de especulación cortoplacista que, según varios analistas, gobiernan la gráfica de la compañía. El rebote a los 2,00 euros tendrá que esperar y a buen recaudo, otorgará nuevas sesiones de extrema volatilidad más pronto que tarde, sentencian.