Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

Dilma Rousseff contratará a 4.000 médicos cubanos

Americaeconomica.com / 22-08-2013
El Gobierno brasileño ha decidido contratar a 4.000 médicos cubanos tras diversos rumores y desmentidos entre los que se daba prioridad a facultativos españoles y portugueses.

Tal y como recoge el diario El País, estos médicos trabajarán en las zonas del interior más pobre del país y en la periferia de las grandes ciudades, donde se necesitarán más de 15.000 médicos y los brasileños se resisten a actuar.

Las contrataciones se llevarán a cabo a través de la organización Panamericana de Sanidad y ha podido saber que del total de médicos que llegarán a Brasil, 400 lo harán de inmediato y el resto antes de final de año. La inversión del Ejecutivo de Dilma Rousseff será de 250 millones de dólares.

La reacción de los profesionales de la medicina brasileños no se ha hecho esperar, y han comentado que no se oponen a la llegada de los nuevos médicos siempre y cuando sepan portugués, cosa que no se les pide a los cubanos. Han comentado también que lo que faltan en el país no son médicos, sino infraestructuras.

Esta iniciativa forma parte de un plan de la presidenta llamado ‘Más Médico’, que ofrece buenas condiciones a los médicos para trabajar en zonas donde los brasileños no han querido hacerlo. Entre las condiciones más destacadas está que cobrarán en torno a los 4.200 dólares, además de una ayuda para pagarse la habitación y que no podrán emigrar a otras ciudades. Estos contratos durarán tres años y podrán renovarse para tres más.

Los médicos brasileños tendrán prioridad en las plazas ofertadas en el programa y los extranjeros se harán con las sobrantes. Ha podido saberse también que de los 3.511 municipios que solicitaron médicos solo 579 han sido escogidos y los brasileños que se adhirieron al programa acabaron pidiendo las ciudades de la costa antes que las del interior.