Año XIX - Madrid, Lunes 17 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

Brasil busca en Japón su expansión petrolífera

Americaeconomica.com / 04-09-2013
La directora general de la Agencia Nacional de Petróleo de Brasil (ANP), Magda Chambriard, presentó en Japón la primera subasta para poder adquirir derechos sobre los campos petrolíferos en la zona del presal, que realizará el organismo en el mes de octubre. Junto al director de la asociación, Helder Queiroz, Chambriand subrayó en Tokio que el mayor desarrollo futuro de esta zona puede convertir a Brasil en uno de los mayores exportadores mundiales de crudo.

Según la agencia Efe, hasta ahora 89 empresas de todo el mundo (de las cuales 71 son brasileñas) han mostrado interés en explotar el campo de Libra. La presentación de ofertas concluye el 21 de octubre y, tras anunciarse el ganador, el contrato será firmado en noviembre. Para explotar al máximo este campo se estima que la inversión necesaria sería de unos 200 millones de dólares y se requeriría de la construcción de entre 12 y 18 plataformas petrolíferas. La oferta es de 35 años no prorrogables con una fase estimada de exploración de cuatro años.

El presal es un nuevo horizonte de exploración descubierto por Petrobras en áreas muy profundas del océano Atlántico frente a las costas de los estados de Sao Paulo, Rio de Janeiro y Espirito Santo, que se encuentra por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor. Por eso, Petrobras deberá ser la empresa operadora y tener una participación obligatoria del 30% con la corporación ganadora para formar el consorcio.

Para la ANP sería una gran noticia ser ellos los ganadores, ya que prevén que este campo en su nivel máximo será capaz de producir un millón de barriles de petróleo al día, lo que supone la mitad de la producción actual de todo Brasil. Según la directora general del organismo, esto generaría “una gran demanda de embarcaciones, barcos de apoyo o plataformas” en el país, algo que también interesaría a las grandes empresas japonesas navieras y de ingeniería.