Año XIX - Madrid, Lunes 12 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

Cuenta atrás para Rousseff: sus aliados la abandonan

María José Pérez / 21-03-2016
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se encuentra en uno de sus momentos más amargos, no solo debe enfrentarse a un juicio político en el Congreso sino también porque el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) se ha tomado un período de reflexión para decidir si sigue en el Gobierno o lo abandona.

El PMDB está en un dilema. Por un lado, seguir apoyando a la mandataria supondría hacerse, en parte, conocedor de los movimientos del Partido de los Trabajadores (PT) en el escándalo de la empresa estatal Petróleos Brasileños (Petrobras) y por otro, dejarla sola equivaldría a perder al oportunidad de hacer al vicepresidente Michel Temer, del PMDB, presidente.

Temer ocuparía la Presidencia del país latinoamericano si el juicio político sale adelante, aunque fuera de modo temporal. De momento, Rousseff cuenta con diez días para preparar su defensa y aún no hay nada asegurado.

El impeachment sería la forma más segura para que el PMDB pudiera alcanzar el poder. Que Rousseff dimitiera también supondría una posibilidad para Temer, pero no que las últimas elecciones fueran anuladas, porque habría que recurrir a unos nuevos comicios en el país.

Esto podría ocurrir si el juicio político sigue adelante, pues el Tribunal Supremo Electoral (TSE) investiga supuesto abusos económicos y políticos del Gobierno en la campaña para la reelección de 2014 con financiación ilegal de la trama de corrupción de Petrobras. De llegar a una conclusión en ese sentido, los cuatro años de la última legislatura quedarían inhabilitados.

Por su parte, el hecho de que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se haya convertido en centro de polémica por su vinculación con el caso Petrobras y la actuación del Gobierno nacional (intentar nombrarlo ministro de la Casa Civil) ha dado más alas a la oposición para volver a cargar las tintas.

Aunque la intervención de la justicia ha sido primordial (hasta dos jueces han anulado de modo cautelar el nombramiento) ni la oposición ni los que fueran apoyos de la presidenta en el Congreso dan marcha atrás en su impeachment. Si el Congreso llegara a darle el visto bueno a su salida, la mandataria aún cuenta con el Senado para ratificarla y allí, cuenta con más apoyos. Si llegara el caso.

Aunque no todos cuentan con este apoyo. El fin de semana un senador del PMDB ha asegurado que aún contando con el apoyo de este partido, la presidente no podría conseguir eludir el juicio político, pues no alcanzaría un tercio de los votos en el Senado de 81 escaños para evitar el impeachment.