Año XIX - Madrid, Sábado 17 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

Brasil crece en noviembre un 8,33% al ritmo de su consumo interno

Americaeconomica.com / 12-01-2011
El consumo interno ha impulsado la economía brasileña durante 2010. Según las perspectivas de los expertos, el país podría haber crecido un 7,5% durante el año pasado, un dato que todavía tiene que publicar el Banco Central del país. Sin embargo, lo que la autoridad monetaria sí ha confirmado ya es que el pasado mes de noviembre el país que preside Dilma Rousseff ha experimentado un avance del 8,33% respecto al mismo mes del ejercicio anterior.

Noviembre ha dejado la cifra más alta de crecimiento económico anual. Ha superado así la tasa máxima obtenida el pasado mes de septiembre, cuando la economía creció un 8,03% interanual. Respecto al mes anterior, noviembre experimentó un incremento del 0,42%.

Como decíamos, el motor de dicho crecimiento económico anual no ha sido otro que el consumo interno. Las ventas minoristas durante el mes de noviembre se han incrementado en un 9,9% respecto al mismo mes del año pasado, según apuntan los datos de la oficina censal del país.

El consumo interno ha estado apoyado por los numerosos créditos concedidos, tanto gubernamentales como privados, así como por una serie de recortes de impuestos anunciados por el entonces presidente Lula da Silva que tenían el objetivo de impulsar las compras.

Estos datos hablan de una rápida recuperación en el país después de la crisis financiera global que sacudió su economía durante el año 2009. Durante dicho año, el Producto Interior Bruto (PIB) retrocedió un 0,6%. Pero el 2010 ha supuesto un año positivo para Brasil.

Para el 2011, algunos analistas del mercado financiero han proyectado un crecimiento del 4,5% del PIB. Esto es lo que demostraba una encuesta realizada por el Banco Central de Brasil entre las principales instituciones financieras del país, divulgada el pasado día 3 de enero.

Sin embargo, el crecimiento económico de la región latinoamericana tiene un riesgo intrínseco. Se trata del fantasma de la inflación, que podría llegar a perjudicar estos países, tal y como se han encargado de poner de manifiesto algunos expertos de la economía, como el llamado G10, grupo conformado por los Bancos Centrales de los diez países más desarrollados del mundo. En este sentido, los analistas brasileños prevén que la inflación sea del 5,3% durante 2011, cifra que supera en poco la meta oficial, del 4,5%. Si bien dicha proyección gubernamental tiene un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales.