Año XIX - Madrid, Martes 13 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

La siderúrgica brasileña Usiminas venderá en Wall Street el 14,25% de sus acciones en la acería argentina Ternium

Americaeconomica.com / 01-02-2011
La siderúrgica brasileña Usiminas (Usinas Siderúrgicas de Minas Gerais) ha anunciado la venta de su participación del 14,25% en la acería argentina Ternium, propiedad del grupo empresarial Techint, de la familia Rocca. Las acciones de las que se desprende la compañía tienen un valor aproximado de 1.000 millones de dólares (732 millones de euros) y deberán ser adquiridas al precio que se defina en la oferta pública en la bolsa de Nueva York.

Usiminas, uno de los mayores fabricantes de acero de Brasil, adquirió en 2005 el 14,25% de las acciones del grupo siderúrgico como parte de un proyecto para la internacionalización del grupo que con la crisis económica se ha visto frenado. Ahora, la firma brasileña, golpeada por la crisis de los últimos años está en plena reestructuración de sus líneas de negocio con el objetivo de reducir costes y aumentar sus márgenes, con una clara apuesta por sus activos en minería y logística.

La siderúrgica brasileña se desprenderá de sus activos en Ternium, acería propiedad de Technit, grupo empresarial argentino dedicado principalmente a la producción de acero. Las dos empresas más importantes del grupo Techint son Tenaris, dedicada a la producción de tubos de acero con y sin costura, y Ternium, dedicada a la producción de aceros planos y largos con plantas en México y Argentina. Su capacidad de producción anual es de 10,8 millones de toneladas, lo que la ubica como una de las líderes del sector en América Latina.

Según la empresa brasileña, la venta de las acciones de Ternium en manos de Usiminas Europa, una subsidiaria de la empresa con sede en Dinamarca, fue aprobada este lunes por el Consejo de Administración de Usiminas. La siderúrgica ya había anunciado en mayo del año pasado su intención de deshacerse de las acciones, por ello la operación ya fue calculada por el mercado en torno a los 1.000 millones de dólares (732 millones de euros).

Esas acciones tendrán que ser adquiridas al precio que sea definido en la oferta en la bolsa de Nueva York con plazo para ser finalizada en febrero.