Año XIX - Madrid, Martes 13 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

El grupo brasileño Libra apuesta por la expansión en Latinoamérica

Americaeconomica.com / 23-02-2011
El grupo Libra, empresa de origen familiar que controla más del 15% del transporte marítimo de Brasil, quiere conquistar los envíos de mercancía en Latinoamérica. Para lograrlo recaudará fondos mediante la emisión de bonos hasta alcanzar los 1000 millones de dólares (cerca de 734 millones de euros) que quiere invertir en su proyecto los próximos años.

Las familias Borges Torrealba y Canoilas se asociaron hace más de 50 años. Estos dos clanes se reunieron para agrupar a más de diez empresas brasileñas y formar una gran compañía marítima, La Compañía Nacional de Navegación Costera (“Costeira”). En este momento, la compañía de Borges-Canoilas absorbió el transporte marítimo de cargas en buques porta contenedores, medio más utilizado para el transporte mundial.

Antes de ser adquirida por la empresa chilena Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV) a principios del año 1999, momento en el que pasó a denominarse Grupo libra, la empresa brasileña ya controlaba el comercio de Mercosur, para el que destinaba cerca de 25 buques.

Pese a la liberalización del transporte marítimo en la región, la compañía continuó siendo la principal naviera de este Mercado e inició su expansión hacia Europa y Estados Unidos. Rutas que consiguió en 2003, gracias a la fusión con la empresa uruguaya Montemar Marítima S.A. Actualmente presta servicios de transporte entre la Costa Este de Latinoamérica y la Costa Este de Estados Unidos, así como en la ruta que lleva al Norte de Europa.

El Grupo Libra ha crecido un 100% en los últimos cinco años y controla en el continente la ruta del ‘Conosur’, que conecta las Costas Este y Oeste de América del Sur, y la de ‘Usgulf’, que une la Costa Este de Suramérica con el Golfo de México. La empresa de origen familiar ya controla más del 15% de las operaciones del transporte marítimo de Brasil y ahora planea expandirse por otras regiones de América Latina, para lo que invertirá 1000 millones de dólares en los próximos años. Para alcanzar estos objetivos, la compañía brasileña recaudará fondos mediante la emisión de bonos.