Año XIX - Madrid, Martes 20 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MATERIAS PRIMAS Brasil

Dilma obliga a Petrobras a mantener bajo control el precio de la gasolina

Americaeconomica.com / 24-02-2011
No va a pasar. El precio de la gasolina no subirá en Brasil. Según algunos informadores, el Gobierno de Dilma Rousseff podría haber dado instrucciones a la petrolera estatal Petrobras para que las subidas que experimenta el valor del petróleo en los mercados internacionales no se traslade a la población, en un intento de evitar el malestar entre los brasileños.

Y Petrobras habría cumplido el encargo, aunque le sale caro. Un estudio realizado por el Centro Brasileño de Infraestructuras ha determinado que la estatal perdió 125.6 millones de dólares (91,58 millones de euros) entre el 25 de enero y el 11 de febrero, debido a que los precios de la compañía no se equiparan al de los mercados internacionales.

Los precios del petróleo se mantendrán fijos en las estaciones que Petrobras tiene en el país, pese a los aumentos que ha experimentado el precio del barril en todo el mundo debido a la crisis en Oriente Medio. Aunque el crudo ha alcanzado su máximo valor de los últimos dos años, la compañía brasileña no actualiza sus precios.

Esta decisión responde a una estrategia de la mandataria brasileña que, tras oponerse a los sindicatos en el debate por el salario mínimo, quiere evitar nuevos enfrentamientos en el país. La “orden” que Dilma Rousseff ha dado a la petrolera busca no perder el apoyo popular a pesar del férreo control que la presidenta hace sobre la inflación.

Tampoco se producirá en Perú el aumento de la gasolina. El Gobierno de Alán García sigue la línea marcada por Brasil y no actualizará los precios de la gasolina. Mediante un decreto de urgencia, el Estado peruano ha determinado dejar sin efecto la actualización y publicación de la banda de precios de los combustibles para evitar que los incrementos se trasladen a las estaciones de servicio.