Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

El Gobierno brasileño, preocupado por el aumento del uso de cheques sin fondos

Americaeconomica.com / 22-03-2011
El aumento del uso de cheques sin fondos en el país, un reflejo del endeudamiento de los brasileños, se suma a las preocupaciones de la presidenta Dilma Rousseff en los primeros meses del año. Pese a la reducción de la tasa de desempleo, cercana al 6,1% durante enero, y al incremento en los salarios aprobados por la mandataria a finales del pasado mes, resurgen las dudas sobre la capacidad de los brasileños para hacer frente a sus préstamos.

A finales del mes pasado algunos analistas económicos de la entidad financiera Barclays afirmaban a la prensa local que los hogares brasileños serían capaces de pagar sus préstamos. Sin embargo, el número de cheques devueltos por fondos insuficientes, un total de 1.498.419 durante el mes de febrero, ha vuelto a crecer. El aumento es de un 0,13% respecto al mes anterior, según una encuesta realizada por la consultora brasileña Serasa Experian y representa el 1,83% de los cheques que presentaron los brasileños durante este mes.

La creación de nuevos empleos en el país y el incremento de los salarios no ha permitido a las familias brasileñas afrontar las compras de Navidad y los gastos correspondientes a los primeros meses del año, como el impuesto a la propiedad o los gastos de escolaridad.

El aumento de cheques sin fondos se debe a la política económica del país que se centra en controlar la inflación a través de mayores tasas de interés, así lo explica el informe de Serasa. Los consumidores más endeudados deben hacer frente a sus gastos con tarjetas de crédito o, como es el caso, emitiendo cheques sin fondos.

La expansión económica de Brasil, que en 2010 alcanzó una subida del 7,5% del producto interior bruto (PIB), se ha apoyado en el consumo interno. Un consumo que ahora podría llegar a verse amenazado si continúa esta situación.