Año XIX - Madrid, Lunes 12 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

POLÍTICA Chile

El gobierno de Piñera teme que el megaproyecto eléctrico de HidroAysén le pase factura

Americaeconomica.com / 11-05-2011
La polémica surgida en Chile por la aprobación del megaproyecto hidráulico HidroAysén, que ha generado protestas ciudadanas y de grupos ecologistas por su impacto medioambiental y financiero, podría terminar pasándole factura al delfín de Sebastián Piñera, Laurence Golborne, biministro de Energía y Minería y uno de los políticos más populares en Chile. De hecho, su nombre lleva ya un tiempo en las quinielas para las elecciones de 2013, por lo que la preocupación en las filas del oficialismo chileno es evidente.

El proyecto HidroAysén prevé la construcción de cinco centrales hidroeléctricas a lo largo de diez años, lo que ha generado la oposición de ciudadanos y ecologistas, y que ha llevado a que en varias ciudades se hayan producido manifestaciones y enfrentamientos con la policía. Galborne, como ministro de Minería y Energía, podría terminar sufriendo las consecuencias de la oposición ciudadana al proyecto.

Golborne pasó de ser un discreto miembro del Gobierno chileno de Piñera a convertirse en el político más valorado por los ciudadanos chilenos tras liderar el operativo articulado por el gobierno para ubicar y rescatar a los 33 mineros atrapados a 622 metros tras el derrumbe en la mina San José, en la región de Atacama.

Los datos, de hecho, revelaron que gozaba de más apoyo incluso que el propio Piñera, ya que los índices de aceptación ciudadana a su gestión alcanzaron el 78%, unas cifras asombrosas.

Por ello, su nombre suena como uno de los principales e hipotéticos sucesores de Piñera para las elecciones presidenciales de 2013. Desde el oficialismo conservador de Renovación Nacional, partido de Piñera, y de la Unión Demócrata Independiente (UDI) se teme que la polémica desatada por la aprobación de HidroAysén pueda afectar a la popularidad de Golborne y minar sus posibilidades de cara a las elecciones.

De hecho, son ya varias las voces internas en el oficialismo que desean que Golborne sea retirado de los dos ministerios que ocupa actualmente, el de Minería y el de Energía, y sea recolocado en un ministerio menos problemático y de más fácil gestión, como el de Obras Públicas, que le permitiría ser presentado como un adalid de la reconstrucción chilena tras el terremoto de 2010.

El objetivo: que Galborne siga manteniendo su atractivo a ojos del electorado y otorgue a la coalición gobernante una ventaja que podría ser decisiva en 2013. Por ello, el Gobierno de Piñera está dispuesto a minimizar a toda costa el desgaste que la polémica en torno a HidroAysén pueda provocarle a Galborne.