Año XIX - Madrid, Viernes 16 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

POLÍTICA Chile

Los twitteros chilenos acusan al Gobierno de infiltrar policias en la marcha estudiantil

Americaeconomica.com / 09-08-2011
Algo más de 60.000 personas, entre estudiantes, profesores y padres de los alumnos, recorren las calles de Santiago de Chile en una nueva jornada de protestas para reclamar una reforma educativa. El presidente chileno, Sebastián Piñera, que tiene los índices de popularidad más bajos de la historia moderna de Chile, ha insistido en solicitar diálogo, pero las movilizaciones han recibido el apoyo de los trabajadores estatales y del sector del cobre.

La nueva jornada de protestas, que ha dejado ya seis detenidos en los momentos previos a iniciarse la multitudinaria marcha, se realiza cinco días después de la violenta jornada del 4 de agosto, cuando más de 800 manifestantes fueron aprehendidos por la policía. Las reivindicaciones siguen siendo las mismas. Los estudiantes, a quienes apoya el profesorado e incluso los rectores de algunas universidades, solicitan al Gobierno una apuesta clara por la educación pública y alejamiento de la economía de mercado.

Mientras tanto, en Twitter un nuevo hashtag, que recuerda a la del 5 de agosto, sirve a los twitteros chilenos para denunciar que la policia estaría infiltrando entre los manifestantes a varias de sus unidades. #9deagosto engloba los mensajes de apoyo a las protestas, entre los que pueden verse fotografías de los presuntos policias que habrían, según denuncian algunos usuarios, actuado para rpovocar los choques violentos que se están produciendo.

El gobierno chileno presentó la pasada semana una propuesta que no fue aceptada por los estudiantes, que, por el contrario, dieron un ultimátum a Piñera para que sus proposiciones fuesen aceptadas. El pulso del sector estudiantil les ha llevado a programar una marcha por la céntrica avenida de la Alameda que ha sido finalmente aprobada por el Estado en contra de lo ocurrido el pasado jueves.

Las actuales manifestaciones son las más masivas desde el retorno de la democracia a Chile. Las primeras dos convocatorias, realizadas los pasados 15 y 28 de junio congregaron a más de 80.000 personas. El presidente chileno, que el pasado fin de semana celebraba el primer aniversario del rescate de los mineros, no ha podido aprovechar la ocasión para recordar sus mejores datos de popularidad. Al contrario, la aceptación ciudadana ha caído hasta el 26%, cosechando el peor dato de la historia moderna de Chile.

Hasta el momento seis personas han sido detenidas por las protestas de hoy. A primera hora de la mañana, un grupo de individuos situó barricadas con neumáticos ardiendo en algunas zonas de la capital, lo que produjo atascos de importancia. El lunes por la noche, la policía dispersó por quinto día consecutivo, también con vehículos lanzaagua y bombas lacrimógenas, una concentración de vecinos que realizan un 'cacerolazo' a diario en apoyo a las demandas estudiantiles.