Año XIX - Madrid, Lunes 19 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

POLÍTICA Chile

Piñera toma el ejemplo de Brasil para estimular la economía chilena

Americaeconomica.com / 15-12-2011
El Gobierno chileno ha comenzado a sentir en sus propias carnes la crisis económica europea y se prevé una fuerte bajada en el crecimiento de su economía para 2012. Por ello, ha asegurado tener en la recámara un plan de contingencia que favorecería la entrada de inversión, al igual que lo anunciado por el ejecutivo brasileño hace un mes.

El plan que tiene el Ejecutivo es aplicar medidas pro empleo con planes de contratación directa y entregando subsidios a las empresas privadas para que puedan contratar y mantener el empleo; además de poner en marcha medidas pro inversión; para acelerar de proyecto de inversión e incentivos a la misma.

El anuncio de este plan lo ha hecho el ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín, tras reconocer que las previsiones de crecimiento del país para el próximo año no se van a cumplir, ya que “esta proyección fue hecha en septiembre y ciertamente, ahora se hace más difícil cumplirla por la realidad que estamos enfrentando en el mundo”.

Larraín afirmó que el Gobierno tiene "grupos de trabajo del Consejo de Estabilidad Financiera que están monitoreando diariamente como se está desarrollando la crisis, especialmente temas como liquidez". Además subrayó que el Banco Central posee en sus arcas liquidez por más de 30.000 millones de dólares, lo cual genera seguridad.

También ha puntualizado que Chile depende ahora menos de los mercados europeos, gracias a que su principal foco de exportación es China, que contiene el 25% de las exportaciones chilenas.

Lo que se está viendo es que la crisis económica europea está empezando a hacer mella en las economías de los países latinoamericanos que venían creciendo a un ritmo muy potente, en torno a un 6%, y que están teniendo que ver cómo adaptar sus políticas monetarias en tiempos de crisis.