Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

ENERGIA Chile

El Gobierno de Piñera evitará decidir si convierte o no a Chile en un país nuclear

Americaeconomica.com / 28-01-2010
Ricardo Rainero, asesor en asuntos de energía del presidente electo chileno, Sebastián Piñera, ha asegurado que el nuevo Gobierno no va a plantear en esta legislatura si Chile se sumará a los países que abogan por el uso de la energía nuclear. Ricardo ha recordado que en la agenda de gobierno del presidente no está presente la construcción de ninguna planta nuclear en el país. La todavía presidenta, Michelle Bachelet, ha reiterado numerosas veces durante su mandato que si la economía seguía creciendo se necesitaría más energía y que una de las opciones podría ser la nuclear. En América Latina la energía nuclear ya está presente en Brasil, Argentina y México.

Rainero, que es académico de la Universidad Católica de Chile, ha indicado que este Gobierno no va a tomar la decisión de comenzar a usar la energía nuclear, pero que sin embargo, si que se encargará de preparar las capacidades técnico-científicas y de avanzar en temas regulatorios. El asesor de Piñera considera que hay que crear un organismo regulador independiente, que se debe avanzar en esos temas sin que eso signifique tomar la decisión de desarrollar la energía nuclear en el país.

El Gobierno de Bachelet tenía una idea bien distinta a la de Piñera. Marcelo Tokman, ministro de Energía, aseguraba que Chile estaría en condiciones técnicas de zanjar en diciembre de 2010 la decisión de construir una central, que estaría lista en 2020, el tiempo que se tardaría en su construcción.

Los altos precios del petróleo han impulsado el uso de la energía nuclear en la región. En la actualidad apenas el 3,1% de la energía eléctrica de América Latina proviene de las fuentes nucleares, pero si progresan los planos de expansión de ciertos países esta cantidad podría duplicarse en una década.

Argentina, Brasil y México ya poseen plantas nucleares, pero parece que todavía quieren más. Brasil se plantea instalar su tercer reactor, mientras que Argentina y México piensan pasar de dos a cuatro.