PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 19 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

Politica Chile

Mujica y Macri manifiestan, respectivamente, su apoyo por el candidato progresista y conservador

Piñera y Guillier se juegan la Presidencia al 'sprint' y con apoyo internacional
Americaeconomica.com / 15-12-2017
Sebastián Piñera, candidato presidencial de Chile Vamos y expresidente

Sebastián Piñera, candidato presidencial de Chile Vamos y expresidente

Aunque la Ley chilena no permite publicar encuestas en las dos últimas semanas, todo apunta a un resultado apretado en la segunda vuelta de la elección presidencial que tendrá lugar este domingo. Por un lado, el candidato oficialista de centroizquierda Alejandro Guillier; por otro, el ex presidente conservador y multimillonario Sebastián Piñera.


Ambos cerraron su campaña con respaldo internacional. Así, Guillier mientras llamaba a ir votar para no permitir "que gane la derecha conservadora", se mostraba acompañado del expresidente de Uruguay José "Pepe" Mujica, quien se encuentra desde el miércoles en Chile para apoyarlo.


Guillier prometió también trabajar "por los más humildes y por la clase media". Por su parte, Mujica señaló que apoyaba a "todo lo progresista en el mundo" porque "me gasté la vida luchando por el reparto" y "he gastado mi vida tratando de contribuir por tener un mundo un poco más de iguales".


Por su parte, Piñera, pese a ya haber ocupad el cargo, enfatizó que iba a ser el presidente del "cambio, el progreso, el futuro y la esperanza". Además, reiteró que, de llegar a La Moneda, va a crear "muchos y buenos empleos, con buenos salarios y estabilidad" laboral.


En su caso, el respaldo internacional, vino del actual presidente argentino, Mauricio Macri, quien en un vídeo publicado en la red social Twitter describe al aspirante conservador chileno como un "muy buen amigo" y un "gran dirigente".


Una vez más, la participación se presenta como la clave que decidirá el vencedor. Este domingo, están convocados más de 14 millones de chilenos; pero en la primera vuelta tan sólo votaron un 46% de los chilenos, por lo que la gran duda es si el candidato oficialista conseguirá aglutinar a la mayoría de votantes que en la primera vuelta optaron por el espectro de centroizquierda.


En particular, Guillier deberá captar los votos que se dispersaron entre sus ex aliados de la Democracia Cristiana, la agrupación liderada por Marco Enriquez Ominami (MEO) y la nueva fuerza de izquierda del Frente Amplio que, encabezada por Beatriz Sánchez, obtuvo más del 20% de los votos en la primera vuelta.


Sólo sumando los votantes que en esa primera vuelta fueron a otras fuerzas al 22,7% que obtuvo en la primera vuelta, Guillier tiene un camino factible de supera el 36,6% logrado por Piñera, quien además es previsible quepueda aglutinar el 8% de votos que fueron destinados en la ronda inicial a la derecha pinochetista representada por Antonio Kast.