Año XIX - Madrid, Lunes 12 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

POLÍTICA Chile

Chile comienza el nuevo año con réplicas del terremoto de 2010

Americaeconomica.com / 03-01-2011
Los chilenos se han encontrado nada más empezar el año con una réplica del terremoto que sufrieron en 2010. El presidente del país, Sebastián Piñera, que ya parece acostumbrado a enfrentarse a este tipo de situaciones excepcionales, ha pedido calma a los ciudadanos, aunque ha advertido de que es muy posible que estas réplicas aún se prolonguen durante unos cuantos meses más. Para combatir estas amenazas, el mandatario mantendrá operativos los dispositivos de seguridad.

Los expertos coinciden en que el sismo de 6,9 grados de magnitud que sacudió el pasado domingo 2 de enero seis regiones del centro y el sur de Chile no ha sido más que una réplica del terremoto de 8,8 grados que devastó la zona el 27 de febrero del año pasado.

Los estudiosos de la sismología han explicado que el último temblor de tierra se ha producido dentro del límite sur de la fractura de 450 kilómetros que provocó el gran terremoto de 2010. En esta área, el subsuelo del territorio chileno no ha terminado de asentarse definitivamente, por lo que los consideran que la sacudida del domingo no ha sido una sorpresa, sino, más bien, algo que entra dentro de la normalidad.

Sin embargo, también opinan que no ha sido ‘la gran réplica’ que todos esperan, y que podría ocurrir hasta tres años después del cataclismo principal. Los expertos coinciden en que este tipo de réplicas deberían sentirse durante un año y medio o dos años más.

Vicente Núñez, director de la Oficina Nacional de Emergencia, ha considerado, en declaraciones a algunos medios de comunicación chilenos que la situación es “normal” y que el sismo del domingo no causó víctimas ni daños importantes. Chile no ha sufrido impacto alguno en obras viales y el sector energético ha reaccionado bien, salvo algunos cortes aislados.