Año XIX - Madrid, Miércoles 14 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

MERCADOS Y FINANZAS Chile

Sebastián Piñera no consigue acabar con la economía sumergida

Americaeconomica.com / 28-03-2011
El Gobierno de Sebastián Piñera ha conseguido general 430.000 puestos de trabajo entre marzo de 2010 y enero de 2011. Aunque la cifra se aproxima a la meta de creación de empleo fijada por la Administración de Piñera, casi la mitad son informales, es decir, que se realizan sin contrato, o semi-informales, trabajos a tiempo parcial de manera involuntaria.

Pese a las medidas adoptadas por el presidente chileno para fomentar la cotización de las mujeres, sector de la población con mayor tasa de informalidad, en la Administración de Fondos de Pensiones (AFP), la economía sumergida continúa su desarrollo en el país.

Cuatro de cada diez puestos de trabajo creado en estos meses corresponde a empleos precario. Categoría en la que se encuadran los trabajos, sobre todo por cuenta propia, con alto grado de desprotección social como vendedores ambulantes, recolectores, o personal de servicio.

Un total de 120.000 puestos creados en los últimos 11 meses corresponden a empleos por cuenta propia, lo que supone el 20% del trabajo en el país. Este porcentaje continúa estancado pese al crecimiento que ha experimentado la economía chilena. Asimismo, 16.000 de los nuevos trabajos son como personal de servicio.

Por otra parte, 765.000 chilenos desempeñan tienen una jornada laboral a tiempo parcial de manera involuntaria. Es decir, trabajan menos horas de las que podrían porque el volumen de trabajo de la empresa no permite ampliar estos contratos.

Aunque la creación de empleos avanza al ritmo previsto, las cifras de cotización a la Administración de Fondos de Pensiones continúa preocupando al Gobierno. Además, esta situación impide que puedan llevarse a cabo reformas de la legislación laboral como la flexibilidad en la jornada o la reducción de las indemnizaciones por años de servicio.