Año XIX - Madrid, Martes 22 de Enero de 2019
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Colombia

EL CAFÉ DE LAS ARTES Colombia

Julián Mayorga

Rafael Alba / 04-03-2015
Hubo un tiempo en que los cantautores cósmicos eran legión. Tipos sospechosos como David Allen, de Gong, Kevin Ayers, o el primerizo e incomprendido Mike Oldfield, que campaban por sus respetos con una música evocativa y sugerente. Más o menos como hace ahora el colombiano Julián Mayorga.

El artista ha marcado un nuevo rumbo al pop eléctrico e intimista que se lleva últimamente en Latinoamérica y su último disco, 'Atlas', dibuja otros horizontes. Un camino que puede marcar la salida del callejón en el que parece haberse introducido una parte de la música del subcontinente.

Su último disco, hasta el momento, de nombre Atlas, aporta también un toque de surrealismo en los textos y una rítmica flotante, a ratos casi etérea, que evoca algunos pasajes de los pioneros de la psicodelia europea y los recovecos sintetizados de visionarios alemanes como Klaus Schulze o los componentes de Tangerine Dream.

Parte del mérito habría que atribuírselo a Elena Beltrán, batería y Jorge Pinilla bajo, la sección rítmica del disco y que ha sido capaz de dotar de pulso e intensidad cambiante a las personalísimas canciones de este artista.

Mayorga ha contado también con la complicidad de algunos amigos con amor por el riesgo como el artista colombiano Juan Smith y el chileno Jorge Barría que cantan en un par de composiciones del disco y contribuyen a crear ese clima que conduce al oyente desde la relajación al desasosiego y vuelta a empezar.

Y así, sumergidos en una estructura básica de círculos concéntricos, que parece ocultar un tesoro de significados en un mar de capas sonoras, la música suave e inquietante de Mayorga gana terreno y capacidad de seducción con cada nueva escucha.