PUBLICIDAD

Colombia

Cabecera Americaeconomica
Año XVIII - Madrid, Miércoles 24 de Mayo de 2017
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Colombia

EL CAFÉ DE LAS ARTES Colombia

Edmar Castaneda y Andrea Tierra

Rafael Alba / 02-12-2016
La hermosa historia de amor que ha unido durante doce años, con sus altos y sus bajos al arpista Edmar Castaneda y la cantante Andrea Tierra, dos colombianos residentes en Nueva York, constituye sólo una pequeña parte, de su encanto. Casados, divorciados y vueltos a casar, la música ha sido el hilo conductor de su aventura.

Quizá alguno de ustedes haya oído hablar de Edmar, el arpista más famoso que ha dado Latinoamérica desde aquellos tiempos en que Los Indios Tabajaras dominaban las listas de medio mundo, con su música suave y de reminiscencias folklóricas. Pero Castaneda no tiene demasiado que ver con ellos.

O quizá sí, porque en su particular sonido también hay sitio para los ritmos ancestrales del subcontinente y el sonido vital y sonriente de la música llanera. Sólo que Castaneda es sobre todo, y por encima de todo, un músico de jazz. Buen improvisador, imaginativo, y con una enorme capacidad de comunicar sentimientos a través del sonido.

Es, por supuesto, un virtuoso, que ha tocado con algunos de los nombres más rimbombantes de la escena jazzística mundial, como el dinámico Paquito D’Rivera, o ese par de leyendas que son Wynton Marsalis y John Scofield. Hasta ha cruzado corcheas y pensamientos con artistas españoles como Chano Domínguez o Paco de Lucía, ese genio inolvidable.

La personalidad única de su sonido funciona bien en multitud de formatos. Por ejemplo, con su trío habitual en el que le suelen acompañar David Silliman a la batería y Marshall Gilkes al trombón. Pero, según testigos presenciales, cuando Edmar se sube al escenario para acompañar a Andrea Tierra, su cantante favorita, la magia está asegurada.

Y cualquier aficionado madrileño que quiere comprobarlo 'in situ', tendrá la oportunidad de hacerlo el miércoles 7 de diciembre. Ese día, Castaneda y Tierra se subirán al escenario del Bogui Jazz para regalar su arte a quien tenga a bien escucharlo. Y, tal vez, demuestren que el amor y la música aún cuentan aquí y en Washington. Con o sin Donald Trump de por medio.
PUBLICIDAD

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar