PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Domingo 21 de Octubre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Colombia

Latinos en el mundo Colombia

Las activistas hablaron con dpa y contaron lo que significa este reconocimiento para su labor diaria.

"Inyección de energía": Activistas colombianas premiadas en Alemania
Giuseppe Palacino (dpa) / 01-03-2018
 Jineth Bedoya Lima y a Mayerlis Angarita Robles

Jineth Bedoya Lima y a Mayerlis Angarita Robles

Las colombianas Jineth Bedoya Lima y Mayerlis Angarita Robles serán distinguidas este viernes en Berlín con el premio Anne Klein, que entrega anualmente la Fundación Heinrich-Böll, cercana al partido Los Verdes, por su defensa de los derechos de las mujeres y su lucha contra la violencia sexual en conflictos armados.


Las activistas hablaron con dpa y contaron lo que significa este reconocimiento para su labor diaria y en qué consiste su trabajo para hacer valer los derechos de las mujeres.


Bedoya es periodista del diario "El Tiempo" y fue secuestrada y violada por paramilitares durante una investigación periodística en el año 2000. Tres años más tarde, volvió a ser secuestrada, esta vez por la guerrilla izquierdista FARC. Actualmente, lidera la iniciativa "No es hora de callar", que se enfoca en visibilizar la violencia sexual en defensa de los derechos de las mujeres.


Además, el trabajo de Bedoya hizo que el 25 de mayo, día de su primer secuestro, fuese proclamado en Colombia "Día Nacional por la Dignidad de Víctimas de Violencia Sexual”.


Angarita, a su vez, es sobreviviente de la violencia en uno de los lugares más recónditos de la geografía colombiana. Su voz alienta a un colectivo de 840 mujeres que, mediante la palabra, cuentan sus relatos y aprenden cómo defender sus derechos. Además, Angarita estuvo en La Habana durante los diálogos de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC, en representación de los ocho millones de víctimas del país.


¿Cómo reciben este galardón y qué significa para ustedes?


Jineth Bedoya: El reconocimiento llega en un momento en el que muchas de las víctimas sentimos un poco de frustración por lo que está pasando en las regiones. El asesinato de líderes sociales que ha ocurrido en los últimos meses es un golpe muy fuerte, sigue ocurriendo violencia sexual, desplazamiento, amenazas. Así que el premio es un aliciente para entender que no todo ha sido en vano, para mí es una inyección de energía.


Mayerlis Angarita: Jamás me imaginé que “Narrar para vivir” fuera reconocida en un escenario internacional. Este es un reconocimiento a la resistencia de las mujeres que han sobrevivido al conflicto armado y se han aferrado a una ilusión de paz. Aquí no estoy siendo reconocida yo, sino las 840 mujeres que trabajan conmigo desde hace 18 años, en un sitio como los Montes de María, totalmente abandonado por el Estado, y que ha sido un espacio que los actores armados han tomado como botín de guerra.


dpa: ¿Qué impulso le imprime este premio a sus trabajos?


Jineth Bedoya: La campaña “No es hora de callar”, que yo lidero y financio con mi sueldo, tiene múltiples necesidades, así que el recurso va a esta labor (11.000 dólares entrega el premio, distribuidos entre las dos galardonadas). Con esta tarea estamos dándole talleres a mujeres sobrevivientes de violencia sexual en varias regiones del país, apoyando proyectos productivos y brindando atención psicológica-social, así que siempre necesitamos ayuda porque el costo es muy grande pero el recurso es muy poco.


Mayerlis Angarita: El dinero será invertido en nuestra causa, permitiendo que las mujeres conozcan sus derechos, pero no se trata solo de esto, sino de que no nos maten, es un mecanismo de protección. El premio nos permite visibilizar que en Colombia no solo hay guerra, sino que hay un montón de mujeres que, en un lugar en donde reina la ley del más fuerte, hemos sido fuertes con el poder de la palabra, sin armas.


dpa: ¿Qué decir sobre su compañera galardonada?


Jineth Bedoya: A Mayerlis la conozco hace años, he escrito mucho sobre su historia y hemos trabajado conjuntamente. Es una mujer muy valiente y estamos en las mismas circunstancias desde diferentes espacios: ella trabaja en las zonas rurales y yo en las ciudades. El trabajo de ella es asombroso porque ha logrado que centenares de mujeres entiendan que pueden hacer un proceso de transformación en sus vidas.


Mayerlis Angarita: Para mí Jineth es grande, ella ha dado su lucha por ponerle voz a las mujeres que han sufrido delitos sexuales, que es un tema tabú. Consiguió una ley para visibilizar la problemática. La admiro y es un referente para nosotras en la región.