Año XIX - Madrid, Lunes 19 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

POLÍTICA Cuba

Raúl Castro celebra sus cinco años como presidente de Cuba

Americaeconomica.com / 01-08-2011
Raúl Castro, que cumplió ayer cinco años al frente del Gobierno de Cuba, ha acudido hoy a la Asamblea Nacional de la Isla con un llamamiento a profundizar en el debate social y económico en el que está inmersa la mayor de las Antillas. El dirigente comunista, que sucedió en el poder a su hermano Fidel en verano de 2006, ha expuesto ante la Cámara de representantes el plan de reformas económicas que su Gobierno estaría promoviendo.

El mandatario, que debe convencer de las bondades del plan a los burócratas y funcionarios del Partido Comunista de Cuba, que se lo podrán difícil, ha solicitado a sus ministros y a miembros del PCC que garanticen la "libre discusión" en torno al debate de las reformas. Las mismas deben dar, si es que se confirma su puesta en marcha, vía libre a los cubanos para comprar propiedades y establecer pequeñas empresas. El discurso de Castro viene precedido por los anuncios realizados con anterioridad, que incluyen medidas como el despido, con derechos laborales muy limitados, de medio millón de funcionarios públicos.

Este plan no convence a las altas esferas del partido, a quienes Castro ha solicitado un mayor esfuerzo y más profundidad en el debate. Esto podría retrasar, la aprobación y aplicación de las medidas, como ya ha sucedido en otras ocasiones. La población cubana, acostumbrada a los retrasos, ve con cierto escepticismo los anuncios.

Fidel Castro delegó el poder en su hermano hace cinco años tras sufrir una grave crisis de salud. Raúl, entonces ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, asumió la dirección del país bajo la premisa de que la principal tarea pendiente era la economía. En su opinión, la supervivencia de la revolución dependía de corregir los ‘errores’ de las finanzas cubanas, para lo que ha impulsado diversas reformas con el fin de actualizar el modelo.