Año XIX - Madrid, Viernes 16 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

POLÍTICA Cuba

Un portal de Internet asegura que el Gobierno de Cuba ha suspendido todas las actividades del empresario español Víctor Moro

Americaeconomica.com / 03-12-2009
Las alarmas y los rumores han saltado entre los empresarios españoles que han visto publicado en el portal de Internet www.alanacubana1962.blogspot.com que el Gobierno cubano habría suspendido de todas sus actividades en Cuba al empresario gallego Víctor Moro. Por lo que se cuenta en esta página el ejecutivo de la Isla habría pedido al también presidente de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba que sacará todo su inventario y cerrara sus oficinas.

Desde Americaeconomica.com nos hemos puesto en contacto con la empresa de Moro, Vima World en A Coruña y nos han asegurado que no conocen la noticia y que esta compañía es independiente de la de Cuba. Lo que si nos han podido confirmar es que hasta el cierre de esta edición el empresario español continuaba presidiendo la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba.

En círculos empresariales de Madrid ya se ha escuchado hablar sobre este tema, y según aseguran muchos hombres de negocios españoles con intereses en Cuba, la causa de que el Gobierno cubano hubiera suspendido las actividades del presidente de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba, podrían ser unas palabras por lo visto bastante duras que pronunció Moro en la cena de clausura de la Feria de La Habana.

Según aseguran estas fuentes el empresario gallego se dirigió en esta cena a las autoridades cubanas con no muy buenas formas para exigirles que desbloqueen en el Banco Financiero Internacional cerca de 400 millones de dólares (unos 266 millones de euros) propiedad de las casi 300 sociedades españolas que operan en el país caribeño.

Lo que si que es cierto es que entre los empresarios que se encuentran en esta situación hay más gallegos implicados. El pasado 27 de noviembre el diario La Voz de Galicia publicaba un articulo en el que aseguraba que al menos 15 empresarios gallegos se han visto atrapados en este corralito, que amenaza con prolongarse por tiempo indefinido.

En este diario se aseguraba que algunas de estas firmas llevan casi un año sin poder disponer de su dinero, lo que en algunos casos está abocando a los patronos a plantearse seriamente la posibilidad de abandonar la Isla, cuya economía atraviesa uno de sus peores momentos de los últimos años.

Según publicaba La Voz de Galicia estimaciones no oficiales apuntan a que los quince empresarios gallegos presentes en el país comunista podrían tener retenidos algo más de 30 millones de euros. De momento, el Ejecutivo que preside Raúl Castro explica el bloqueo de las cuentas por la falta de divisas registrada en Cuba.

Además, afirmaban que en la última reunión anual de la asociación de empresarios españoles en Cuba, que preside el vigués Víctor Moro Suárez, se recordaron las palabras pronunciadas pocos días antes por el ministro Miguel Ángel Moratinos, en su reciente viaje a Cuba, cuando hizo un llamamiento al presidente Raúl Castro para que libere los saldos retenidos en el Banco Financiero Internacional (BFI). La posición de la patronal española no agradó a los mandatarios cubanos, que han incrementado la presión a las sociedades de capital español en las últimas semanas.

Entre las empresas gallegas afectadas se encuentra el grupo alimentario Vima, propiedad del propio Víctor Moro Suárez, que es el principal proveedor del mercado hotelero caribeño, con presencia en Jamaica, las Bahamas, Brasil, México y Panamá, además de en Cuba. Pescanova mantenía un acuerdo de exclusividad a 30 años para comercializar langostino cultivado en la isla, fruto de un convenio suscrito con Caribex, gracias a la absorción de Pescafina. También comercializó langosta criada en Cuba. En el 2002, cuando Pescanova adquirió la burgalense Antártida, vendía más de 20.000 toneladas de langostino cubano.

Entre las empresas gallegas afectadas se encuentra el grupo alimentario Vima, propiedad de Víctor Moro Suárez, que es el principal proveedor del mercado hotelero caribeño, con presencia en Jamaica, las Bahamas, Brasil, México y Panamá, además de en Cuba. Pescanova mantenía un acuerdo de exclusividad a 30 años para comercializar langostino cultivado en la isla, fruto de un convenio suscrito con Caribex, gracias a la absorción de Pescafina. También comercializó langosta criada en Cuba. En el 2002, cuando Pescanova adquirió la burgalense Antártida, vendía más de 20.000 toneladas de langostino cubano.

La firma viguesa de repuestos del automóvil Recalvi también mantiene operativa una filial del grupo en Cuba, donde se ha convertido en uno de los principales abastecedores del mercado.

El grupo de componentes de automoción Copo, con sede en Vigo, abrió en el 2001 la firma Dujo CopoFlex en la Habana, una de las principales proveedoras de colchones en la isla.
La Voz de Galicia también ha indicado que otra decena larga de empresarios gallegos realiza operaciones comerciales periódicas desde hace años en Cuba, en sectores fundamentalmente relacionados con la alimentación y las materias primas.