Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

EL CAFÉ DE LAS ARTES Cuba

Cuban Beats All Stars

Rafael Alba / 26-06-2015
Una recomendación para los nostálgicos, si quieren encontrar el rastro de los añorados Orishas prueben con Cuban Beats All Stars, una especie de continuación de aquella banda mítica en la que se han involucrado algunos de sus promotores. No es exactamente lo mismo, pero mantiene las características fundamentales.

De modo que cinco años después de que Orishas escribieran el que podría ser su último capítulo, cuatro de ellos (MC Ruzzo, Nelson Palacios, Vladimir Núñez y DJ Tillo) se han integrado en este nuevo proyecto. El quinto en discordia es Roemer Pinatel, un sonero moderno de alto voltaje.

Con un pie en Madrid y otro en Los Angeles, los ‘cubans’ han grabado su primer disco, titulado ‘La Receta’, hace muy poco y han contado con la colaboración de algunos ilustres instrumentistas como Manuel Machado, El ‘Negri’ o Rafael Aguila, bien conocidos por los aficionados de la capital de España.

El resultado se acerca bastante al punto exacto en el que se quedaron Orishas, cuando el proyecto se agotó y decidieron tomarse un largo respiro. Pero también abre alguna otras puertas que indican que la capacidad de arriesgarse y el deseo de innovar siguen formando parte del ADN de estos artistas.

Se avanza, por lo tanto, en una suerte de deconstrucción de la música caribeña con el aditamento del rapp, el jazz y las posibilidades infinitas que ofrecen, hoy por hoy, la tecnología y la electrónica. Como siempre, con un ojo puesto en el mercado latino y otro en el reto de conquistar la fortaleza anglosajona. Pero sin abandonar el castellano.

Porque en este ejercicio de mestizaje presente y personalidad estilística, las historias que cuentan las canciones siguen siendo una parte muy importante en este universo sonoro, en el que, por supuesto, los ritmos y el sustrato bailable de todo el conjunto, mantienen también su peso específico.