Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

POLÍTICA Cuba

El turismo estadounidense a Cuba podría incrementarse un 70% este año

Americaeconomica.com / 12-08-2015
Bandera de Cuba

Bandera de Cuba

El levantamiento del embargo estadounidense a Cuba vaticina un aluvión de visitantes del norte. Aunque existen varias dudas al respecto, pues la llegada de ferrys, cruceros y más aerolíneas podrían saturar la isla podría suponer demasiado para las infraestructuras de la isla.

Según Antena3, en los siete primeros meses del año tras la flexibilización de las restricciones a los viajes por parte de Barack Obama, han sido unos 88.900 estadounidenses los que viajaran a Cuba, un 54% más que en todo 2014, porcentaje que podrían ampliarse todavía más hasta diciembre.

Expertos pronostican que la cifra avanzará hasta el 70%, sobre todo porque el último trimestre del año es temporada alta en la isla caribeña. Omar Everleny, del Centro de Estudios Económicos Cubanos, ha señalado que “en el último trimestre se pueden batir récords. Habrá ya embajada, relaciones diplomáticas plenas y puede ser que el Congreso elimine la prohibición de viajar a Cuba a los estadounidenses”.

Después de que el Comité de Apropiaciones del Senado aprobase el levantamiento de la prohibición de los viajes a Cuba las visitas han crecido, lo que para Everleny es un síntoma de que la avalancha para final de año será extraordinaria.

El problema reside en que, al menos en La Habana, el sector hotelero sería incapaz de asumir tal influencia. Coincidiendo con ello, la semana pasada el grupo hotelero estatal Gaviota anunció la construcción, junto con la cadena francesa Bouygues, de tres nuevos hoteles en La Habana Vieja.

Además, en julio visitaron la isla altos directivos de la cadena hotelera estadounidense Marriot, también interesados en hacer negocios en la isla. Pero, mientras salen adelante estos proyectos, todo apunta al uso de alojamientos privados, según Everleny.