Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

POLÍTICA Cuba

Cubanos y estadounidenses, entre la expectación y las dudas ante la visita de Obama a La Habana

María José Pérez / 22-02-2016
Barack Obama, presidente de EEUU

Barack Obama, presidente de EEUU

El presidente de EEUU, Barack Obama, visitará Cuba los próximos 21 y 22 de marzo, donde se reunirá con su homólogo Raúl Castro. Las opiniones sobre este encuentro no se han hecho esperar y hay quien ha recibido la noticia como algo positivo y quien demanda cautela o directamente la condena.

En el último grupo se encuentran los disidentes cubanos, que se preguntan si es el mejor momento para que el mandatario estadounidense visite acompañado junto a su esposa, Michelle Obama, la isla caribeña.

Bloomberg recuerda que este año las detenciones de disidentes en la isla caribeña ha alcanzado un máximo de cinco años. De ahí que sean muchos los que se pregunten sobre las pretensiones del mandatario estadounidense, que se ha comprometido a promover los derechos humanos durante su visita.

¿Será posible hacer algo así? Los disidentes lo dudan, al igual que algunos expertos en la materia como Christopher Sabatini, profesor de la Escuela de Asuntos Internacionales y Públicos de la Universidad de Columbia. “Una visita presidencial debería dar lugar a avances en la agenda de los derechos humanos y no se han visto cambios en ese sentido”. De hecho, la propia Casa Blanca ha centrado su información en los acuerdos comerciales y en el levantamiento del embargo.

Ric Herrero, líder del grupo de defensa #CubaNow hubiera deseado que Obama visitase la isla caribeña más tarde, pero ha expresado la confianza que tiene en que el líder estadounidense abogue por los derechos humanos y lleve a cabo una visita satisfactoria para todas. Con él han coincidido algunos cubanos con los que ha hablado La Agencia Efe y que consideran la visita del presidente como “algo positivo”.

Son muchos los cubanos que sienten predilección por Obama y no es de extrañar que su visita suponga para ellos todo un “hito histórica” y una oportunidad para que el presidente de EEUU vea las transformaciones que ha sufrido el país. Igualmente, el Gobierno cubano ve la visita como oportunidad para hacer negocio, cosa que no opinan muchos de los políticos estadounidenses, que condenan esta decisión.

Tanto demócratas como republicanos coinciden en que el viaje no es el mejor modo de conseguir que Cuba tome medidas en cuestión de derechos humanos. Para ellos, el mejor modo para conseguir que la isla caribeña lo haga es intensificando la presión sobre el régimen castrista. El senador Bob Menéndez considera, como recoge The Wall Streer Journal que “va a lamentar esta decisión puesto que está recompensando a un régimen dictatorial”.

Algunos demócratas si que ven el viaje como algo positivo. Así lo hace la representante demócrata por el distrito 13 de California, Bárbara Lee, que ha pedido al Congreso que apoye al presidente para abrir un nuevo capítulo en las relaciones de EEUU y Cuba.

De momento habrá que tener paciencia para ver las consecuencias que tiene este viaje.