Año XIX - Madrid, Lunes 19 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

MERCADOS Y FINANZAS Cuba

El mercado de productos de consumo de la Isla comienza a atraer la atención internacional

The Boston Consulting Group publica un estudio sobre oportunidades en Cuba
Americaeconomica.com / 04-08-2016
Bandera de Cuba

Bandera de Cuba

La empresa de consultoría estratégica estadounidense The Boston Consulting Group ha publicado un estudio titulado "Entendiendo la Evolución del Consumidor Cubano" (‘Understanding the Evolving Cuba Consumer’), que supone un reconocimiento más del creciente interés de las empresas ante un mercado al que se reconoce como cada vez con mayor potencial para las marcas extranjeras.

Además, la multinacional con sede en el Estado de Massachusetts explora el perfil de los consumiodres cubanos en base a una encuesta a 440 cubanos de los cuales 326 viven en La Habana y los 114 restantes en la ciudad de Santiago de Cuba, entre cuyas principales conclusiones se incluye la cada vez mayor importancia que tendrán las marcas a la hora de que los consumidores cubanos escogen qué productos básicos comprar.

Un sector en el que los cubanos tienden a gastar la mayor parte de sus ingresos; pero en el que, hasta la actualidad, el factor 'marca' no ha sido decisivo por la escasa competencia existente en el mercado. Por el contrario, donde el reconocimiento de este elemento ya resulta diferencial es en sectores como el de la electrónica o el de ropa deportiva, según señala el estudio.

Este informe incluye también un análisis y división de la población cubana en grupos de ingresos y así la divide hasta en tres estratos. De esta forma, el más numeroso sería el compuesto por hasta un 50% de la población que vive de los salarios gubernamentales y que se sitúan en torno a 25 dólares al mes per cápita de ingresos.

Mientras que un segundo grupo que ya llega al 30% de la población sería el de la incipiente clase media cubana que completa los ingresos estatales vía remesas o propinas del turismo. Por último, el 20% restante sería el de aquel cuyos ingresos pueden llegar hasta 2.000 dólares al año gracias su mayor y mejor acceso a esos dos canales alternativos que son los envíos de dinero del exterior y los relativos a la industria vacacional.

Con todo, como señala el estudio, existe un amplio margen de mejora hasta que el mercado cubano sea asimilable al de economías más desarrolladas ya que, por ejemplo, tan sólo un 6% de los ingresos del cubano medio van destinados a productos que no son los que cubren las necesidades básicas. Un porcentaje muy alejado del de otras economías emergentes y hasta cuatro veces inferior al de EE.UU. donde se sitúa en el 24%.

Asimismo, el bajo índice de penetración de Internet y la necesidad de recurrir a canales de la economía informal para obtener una gran pluralidad de bienes son otros de los factores de mejora potencial señalados para la equiparación de la economía cubana al estatus de emergente.