Año XIX - Madrid, Lunes 19 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

MERCADOS Y FINANZAS Cuba

El gran negocio de entretetenimiento mundial mira cada vez más hacia La Habana

Madonna apunta a Cuba como referencia de la industria 'pop' global
Americaeconomica.com / 18-08-2016
Bandera de Cuba

Bandera de Cuba

La visita de celebridades estadounidenses a La Habana se ha convertido en una constante desde el deshielo en las relaciones entre Cuba y EE.UU. a finales de 2014. Desde entonces, han pasado por la Isla gran parte de las figuras de mayor relevancia en el actual universo de la cultura popular global como Beyoncé, Jay-Z, Rihanna, Kanye West, Usher, Leonardo di Caprio, Katy Perry o The Rolling Stones.

Una señal no tanto del auge del turismo que ahora también llega a la Isla desde EE.UU. gracias a las excepciones introducidas en el embargo por la vía ejecutiva por el Gobierno de Barack Obama, como de que La Habana y todo lo que la rodea se ha convertido en el nuevo lugar de moda. En la capital internacional más 'cool', lo que ha empezado a notarse también en la proliferación de nuevos locales en la siempre interesante noche habanera.

No es así de extrañar que algunas de estas visitas hayan aprovechando el momento y carácter icónico de la Isla bien, por ejemplo, realizando un concierto de repercusión mundial como el que gratuitamente ofrecieron The Rolling Stones este marzo o mediante una sesión de fotos como hizo Rihanna. Así, la cantante de Barbados aprovechó su estancia en el país para ponerse bajo el objetivo de la mítica Annie Leibovitz en un trabajo para "Vanity Fair", con la que habitualmente colabora la reputada fotógrafa.

Por ello, tampoco ha llamado la atención que la que todavía es considerada reina y diva del pop se acabe de convertir en la última de las grandes figuras del entretenimiento mundial seducida por Cuba, a donde llegó para celebrar su 58 cumpleaños. Menos aún si tenemos en cuenta que lo hizo acompañada, entre otros, de su hija Lola a quien a mitad de los 90 engendró con su entonces entrenador personal, Carlos León, precisamente cubano.

Sin embargo, al asunto va más allá y es que si algo se ha destacado siempre de 'la ambición rubia' ha sido su capacidad de captar talento y detectar tendencias. Unas capacidades que sin, como frecuentemente se señala, ser quien mejor canta, ni quien mejor baila, la han mantenido durante décadas en la cima de la industria musical global. E incluso hicieron que todavía en 2007 firmase un contrato por 10 años con la mayor promotora de conciertos a escala global, Live Nation, a cambio de 120 millones de dólares.

Imposible no destacar la capacidad de reiventar su imagen de manera radical basada más que en imponer tendencias, en adoptarlas casi simultánemanete al tiempo en que lo hacía el resto del mundo. Baste comprobar que repasar su lista de colaboradores es casi hacer una revisión a las tendencias musicales que han ido triunfado en la industria del 'pop' durante las últimas décadas con nombres como Lenny Kravitz, BabyFace, Massive Attack, William Orbit, Mirwais, Lil Wayne Timbaland, Justin Timberlake, Pharrell Williams, Kanye West, Nicki Minaj, M.I.A., Martin Solveig, Benny Benassi, Avicii, Paul Oakenfold o Diplo.

De esta forma, es inevitable destacar que la fiesta de cumpleaños que Madonna celebró en la Isla contó con la presencia del cantante cubano de salsa Isaac Delgado, quien con una extensa carrera a sus espaldas ha destacado en su última etapa por colaboraciones con grupos como Gente de Zona, quienes a su vez están detrás del popular éxito 'La Gozadera' con Marc Anthony. O que también estuvo presente en la fiesta de 'Madge' uno de los líderes más prominentes de la escena del Cubaton a nivel internacional: "El Micha".

Todo ello en un momento en que los artistas cubanos son cada vez mas solicitadas y cotizados internacionalmente, quizá especialmente en el sector musical, en paralelo a un auge tanto en popularidad como en la consideración crítica de este tipo de sonidos que empiezan a tener cabida incluso en publicaciones tan 'hipster' como Pitchfork.

Y también en paralelo a nuevos acuerdos como el que Egrem (Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales de Cuba) firmó en septiembre con Sony Music Entertainment por el que el emporio estadounidense ha empezado a distribuir internacionamente el catálogo de la discográfica habanera, uno de los más importantes de América Latina.

Con todo ello, mucho más que una noticia propia de las páginas de sociedad, la visita de Madonna a la Isla no es sino la constación de que quién quiera entender por dónde se mueve en estos momentos el gran negocio de entretetenimiento que supone la cultura 'pop' global deberá tener sin duda en cuenta el lugar central que ocupa La Habana.

Quizá por eso, el Director de Comunicación e Imagen (DCI) del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, Jose Carlos Rodrígue Ruíz, ha destacado reiteradamente la visita en sus redes sociales, entre las que incluyó unas palabras muy significativas: "la cultura ayuda también a desbloquear".