Año XIX - Madrid, Lunes 19 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

POLÍTICA Cuba

Google, Starwood Hotels o Carnival Corp estarían detrás de una estrategia para revertir las promesas electorales del neoyorquino

Las principales empresas de EE.UU. con intereses en Cuba ya presionan a Trump
Americaeconomica.com / 25-11-2016
Bandera de Cuba

Bandera de Cuba

Las empresas estadounidenses ya habrían empezado a moverse para presionar al presidente electo Donald Trump y lograr que este abandone sus promesas electorales de revertir la política de 'deshielo' hacia Cuba emprendida por la Administración Obama, desmontando los lazos económicos establecidos durante estos dos últimos años.

La estrategia parasaría así por apelar a la vertiente de Trump como hombre de negocios, esa parte pragmática que ha llevado al neoyorquino a ir modificando sus posiciones en función de lo que le fuese más rentable en cada momento. Unas maniobras que contarían además con la ayudad de Obama en estas semanas que aún le quedan de mandato.

Se trataría de multiplicar las oportunidades de negocio en el país caribeño para las empresas estadounidenses de tal forma que revertir las políticas de apertura hacia la Isla supusiese para su sucesor un enfrentamiento directo tanto con la Cámara de Comercio estadounidense como con algunas de las principales empresas de su país.

La lista de empresas que estarían embarcadas en esta operación incluiria, según el USA Today, a la mayoría de las principales aerolíneas estadounidenses, a la empresa de cruceros Carnival Corp, a Starwood Hotels and Resorts, que ya opera tres hoteles en la Isla, y a Airbnb, que ya es utilizada por más de 8.000 cubanos para ofrecer alojamiento a turistas.

También gigantes tecnológicos como Google o Cisco, empresas de telecomunicaciones o bancos, según el periódico estadounidense, quien también apunta que las tareas de lobby están siendo especialmente intensas en torno a todo lo relativo a las relaciones con la Isla, lo que, del otro lado, también incluye a los congresistas cubano-americanos opuestos al 'deshielo'.