Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

POLÍTICA Cuba

Según los últimos análisis el crecimiento de este ejercicio no llegará al modesto objetivo oficial del 2%

La incertidumbre económica desluce el final del 'periodo Castro' en Cuba
Americaeconomica.com / 28-11-2016
Raúl Castro, presidente de Cuba

Raúl Castro, presidente de Cuba

El modesto crecimiento de 2% inicialmente planificado para Cuba en este año, será todavía inferior según los últimos indicios de actividad económica. Una noticia que vine a empañar todavía más las perspectivas de un país entristecido estos días por la muerte de quién ha sido su principal figura duante las últimas décadas: Fidel Castro.

El periodo de duelo se une así a la incertidumbre sobre qué deparará el futuro en un contexto como el actual en el que las reformas no acaban de arrancar, pese a las reformas y al 'deshielo' con EE.UU. Más aún cuando este último también se ve cuestionado por la victoria de Donald Trump en el país norteamericano.

Así, aunque muchos analistas han querido creer que a partir de ahora, liberado completamente de la tutela de Fidel, Raúl Castro tendrá las manos más libres para llevar a cabo las reformas de las que siempre habría sido más partidario que su hermano; la realidad se está demostrando más compleja.

No en vano, no estaríamos tan sólo ante una cuestión de voluntad, asunto sobre el que de todas formas tendrían tambén mucho que decir los funcionarios de la vieja guardia todavía permanecen instalados en los resortes del Estado cubano; sino ante las complejidades del desarrollo económico. Por ello, el Gobierno de Cuba se habría visto obligado a dar un frenazo al crecimiento.

De esta forma, a mediados de año, Cuba tomó la decisión de llevar adelanta su plan de racionalidad “técnica” en materia económica para paliar las insuficiencias de un tipo de crecimiento que todavía no ha logrado resolver dos problemas claves de sustentabilidad macroeconómica: lograr unos niveles adecuados de exportación y una demanda interna sólida.

Unos problemas que, junto a las consabidas dificultades en cuestiones como la seguridad jurídica, estarían también detrás de la insuficiente inversión que se ha conseguido atraer y que sería vital para ese impulso que la economía del pais caribeño necesita desesperadamente. Del mismo modo, la Isla se enfrenta tambén al reto de lograr una demanda interna consistente que le confiera estabilidad al crecimiento.