Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

POLÍTICA Cuba

El proceso de salida de Raúl Castro arranca caracterizado por el conservadurismo

El PCC reafirma su control antes del relevo presidencial
Americaeconomica.com / 22-06-2017
Raúl Castro, presidente de Cuba

Raúl Castro, presidente de Cuba

Pese a que la atención de la semana pasada estuvo copada por el anuncio de Trump sobre su política hacia Cuba, dos noticias de singular importancia para el futuro de la Isla fueron anunciadas por los medios oficiales. La primera, la destitución del ministro presidente del Banco Central de Cuba (BCC), Ernesto Medina Villaveirán.

Un anuncio que se difundió mediante un breve texto divulgado por la televisión estatal cubana en el que no se precisaron las razones para "liberar" del cargo a Medina Villaveirán y se limitaba a afirmar que a éste, le serían "asignadas nuevas tareas", así como su sustitución por Irma Margarita Martínez Castrillón, la hasta entonces vicepresidenta primera del organismo, y con una trayectoria de más de 30 años en el sistema bancario cubano.

En segundo lugar, la convocatoria del Consejo de Estado a las elecciones generales en Cuba también comunicada mediante un breve anuncio; en este caso, publicado en la prensa oficial. La noticia aquí es que no se modificará la ley electoral de 1992 cuando se abran las urnas el próximo octubre para designar a los futuros delegados a las asambleas municipales y provinciales, así como los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Una decisión que pasa por alto lo planteado por el presidente Raúl Castro en febrero de 2015 durante el X pleno del Comité Central del Partido Comunista Cubano (PCC), cuando anunció la intención de promulgar una nueva ley electoral. Es decir, se mantiene la Comisión de Candidaturas y el sistema de delegados que permite un mayor control sobre el resultado final.

De esta forma, el calendario electoral para la salida de Raúl Castro de la presidencia del país que finalizará el próximo 24 de febrero, ya ha dado su pistoletazo de salida. Pero lo ha hecho con este par de anuncios que analistas proximos a Radio Bemba interpretan que suponen una reafirmación del 'oficialismo' de su intención de mantener el control tanto en lo relativo al futuro rumbo económico como político de la Isla, y en el que incluso los cambios habrán de transcurrir por el camino de lo 'previsible'.