PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 20 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

Mercados y finanzas Cuba

Muy alejada de los ocho millones que llegó a alcanzar en sus épocas de mayor esplendor

La zafra cubana evoluciona, pese a quedarse en el 70% de su objetivo de orgánica
Americaeconomica.com / 01-03-2018
Azucar

Azucar

Los propios medios oficiales cubanos se han visto obligados a reconocer que el país caribeño tan sólo ha llegado al 70% de su plan previsto en la actual cosecha de azúcar orgánico.


De esta forma, debido fundamentalmente a las intensas lluvias de los últimos meses y a la reducida concentración de dulce en la gramínea, la producción se ha quedado en unas 4.200 toneladas. Y es que la central Carlos Baliño situada en la provincia central Villa Clara, la único que fabrica azúcar orgánica en Cuba, se había propuesto sumar en esta campaña 6.000 toneladas de dicho producto. Un insumo que, según recoge a su vez la agencia EFE, estaba previsto para exportar fundamentalmente al mercado europeo junto a la miel orgánica.


No obstante, la prolongada sequía de los primeres meses del año, así como el posterior impacto del 'huracán Irma' habrían condicionado la cosecha al afectar a los cultivos de la caña de azúcar en el país. Con todo, hay que poner las cifras en perspectiva ya que si bien el sector no ha logrado recuperar los resultados alcanzados en otros tiempos, ha mejorado sus números en los últimos años.


Así, después de que en los años 90 del siglo pasado la industria del azúcar de la Isla sufriese una drástica caída que la llevó a tocar fondo con una producción de 1,1 millón de toneladas en la zafra 2009-2010; ahora, en la cosecha azucarera de 2016-2017, según los datos oficiales, ya se ha llegado a unos 1,8 millones de toneladas.


Una cifra, eso sí, aún muy alejada de los ocho millones que llegó a alcanzar en sus épocas de mayor esplendor, cuando la producción de azúcar era considerada la locomotora económica de Cuba. Para ello, la Isla habrá de afrontar labores de modernización en el sector que le permitan mejorar su productividad, por lo que también en este ámbito anda a la búsqueda de inversión exterior.


Así, por ejemplo, un informe sobre la marcha de la cosecha azucarera iniciada el 5 de diciembre de 2017 indicó que a mediados de enero quedaron paralizadas 27 de las 53 fábricas en actividad como consecuencia de las precipitaciones, ya que éstas habían dañado al 70% de las plantaciones de caña dedicadas a la actual cosecha. 


Por lo tanto, las autoridades de la Isla tendrán que buscar la forma de adaptar su economía a los fenómenos relacionados con el cambio climático ya que también durante ese mismo periodo se redujo el rendimiento en el procesamiento debido a que la caña no maduró a tiempo y su contenido de sacarosa fue inferior al porcentaje necesario (más del 18%) para producir azúcar.