Año XIX - Madrid, Viernes 16 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

MERCADOS Y FINANZAS Cuba

El régimen cubano promete autorizar a los agricultores la compra de suministros sin la intervención estatal

Americaeconomica.com / 17-05-2010
Raúl Castro ha vuelto a sorprender con el anuncio de reformas para modernizar la económica cubana, aunque para algunos diplomáticos que trabajan en La Habana se trata de un nuevo brindis al sol. Marino Murillo, ministro de Economía, ha asegurado que los agricultores podrán comprar suministros directamente, sin la necesidad de que el Estado tenga que intervenir, como ha ocurrido hasta ahora. Aunque ha eludido establecer un plazo para poner en marcha el plan que está dentro de un programa a cinco años para revitalizar la producción.

El ministro Murillo ha realizado estas declaraciones durante la clausura del X Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), que agrupa a los 350.000 productores familiares y miembros de las cooperativas privadas, que representan el mayor de los sectores privados que existen en la Mayor de las Antillas, donde el Gobierno controla la mayor parte de la actividad económica.

Los agricultores, que generan el 70% de los alimentos producidos en Cuba y disponen de un 41% de las tierras, llevaban tiempo presionando al Gobierno de Raúl Castro para conseguir mayor libertad a la hora de obtener los suministros y de vender sus productos.

El Gobierno siempre ha garantizado la compra del 75% de los alimentos producidos por los agricultores a cambio de que éstos compren al Estado los pesticidas, fertilizantes y demás insumos que necesiten.

El ministro de economía, Marino Murillo, ha indicado que todavía no existen planes para eliminar el monopolio estatal sobre la venta de alimentos. Sin embargo, varios de los agricultores presentes en el congreso aseguraron que están vendiendo sus productos directamente a consumidores o instituciones, como escuelas u hospitales, y quisieron dejar claro que el resultado está siendo positivo.

"Las soluciones que se busquen tendrán que lograr una armonía entre los intereses de nuestros campesinos y los de toda la sociedad", aseguró Murillo.