Año XIX - Madrid, Lunes 19 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba

POLÍTICA Cuba

La Filarmónica de Nueva York aplaza su viaje a Cuba

Americaeconomica.com / 05-10-2009
El nuevo acercamiento entre EEUU y Cuba no ha afectado a la Filarmónica de Nueva York, que tuvo que aplazar sus planes de hacer una histórica visita a Cuba prevista para este mes debido a las restricciones de viaje que impiden a los benefactores acompañar a la orquesta, según un comunicado divulgado el jueves. Esta decisión contrasta con la actitud de la Administración de Barack Obama, que parece estar liderando el diálogo para suavizar las relaciones con la mayor de las Antillas.

Pero, aunque EEUU parece estar disminuyendo el aislamiento de décadas hacia Cuba y pese a que la orquesta había dicho que tenía apoyo del Gobierno de Barack Obama, hubo problemas debido a las restricciones para los viajes de estadounidenses a la isla.

"El aplazamiento se debe a las restricciones del Gobierno de EEUU a los viajes de estadounidenses a Cuba que afectan a los financistas y partidarios del proyecto, sin cuyo apoyo financiero no es posible el viaje", dijo el comunicado de la compañía. "La Filarmónica de Nueva York tiene la intención de reprogramar estos conciertos cuando se resuelvan las restricciones de viaje para los financistas del proyecto", agregó el comunicado sin ofrecer detalles sobre los patrocinadores.

Cerca de 150 patrocinadores y simpatizantes habían prometido pagar cerca de 10.000 dólares cada uno para acompañar a la orquesta en su viaje a Cuba.

Esta decisión contrasta de manera contundente con la decisión tomada por la Sección de Intereses de EEUU en Cuba (SINA) cuando decidió invitar la semana pasada a su reunión anual al elenco de artistas cubanos que acompañaron a Juanes en su Concierto por la Paz, una reunión a la que, por primera vez en diez años, no han sido invitados disidentes.

La mayoría de los asistentes a este evento este año eran personas que viven en Cuba y están ligadas de alguna forma al Gobierno de Raúl Castro. Ninguno de ellos venía a una de estas recepciones desde hace una década, cuando las relaciones entre Cuba y EEUU se tensaron tras la llegada de George W. Bush a la Casa Blanca.