PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Sábado 22 de Septiembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Ecuador

Mercados y finanzas Ecuador

La demanda interna jugará un importante papel

Ecuador tendrá un crecimiento económico del 2% en 2018, según la Cepal
Americaeconomica.com / 12-04-2018
Cepal

Cepal

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó que el Producto Interno Bruto de Ecuador crecerá en 2% durante este año, según indican datos disponibles hoy en su página digital.


La previsión del ente coincide con el pronóstico del Banco Central de Ecuador, que en diciembre último vaticinó un aumento similar para 2018, debido principalmente al auge de las inversiones y de las exportaciones de productos no petroleros.

El informe con las proyecciones del ente regional prevé que para 2018 la demanda interna jugará un papel importante en la aceleración del crecimiento, aunque con diferencias entre componentes.

“En particular, y aun cuando seguirá siendo bajo, se espera un mayor aporte de la inversión, en comparación a lo que ha sido en años anteriores, mientras que el consumo privado seguirá siendo un motor relevante de la demanda interna”, precisa el reporte.

Respecto al gasto público, señaló que se espera mantener la consolidación fiscal, pues la inversión y el gasto públicos tendrán un menor aporte al incremento del Producto Interno Bruto.

De acuerdo con las estimaciones en el caso de América del Sur, las economías crecerían 2%, aumento considerable teniendo en cuenta el 0,8% registrado en 2017.

Según los cálculos, varias naciones que crecían con tasas moderadas, reportarán una aceleración de la actividad económica, entre estas Chile (3,3 por ciento), Colombia (2,6) y Perú (3,5).

Cepal consideró que las proyecciones de actividad para América Latina y el Caribe se dan en un contexto internacional más favorable que el de los últimos años, pero con persistentes incertidumbres relativas a las tendencias proteccionistas, la dinámica financiera y riesgos geopolíticos.