Año XIX - Madrid, Sábado 15 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre EEUU

POLÍTICA EEUU

Avances en la política migratoria

Americaeconomica.com / 01-07-2013
El Senado de EEUU ha dado un paso hacia delante en el tema migratorio y ha aprobado este jueves la reforma que permite legalizar a más de 11 millones de indocumentados. Según señala el diario El País, esto podría traducirse en una honda transformación con implicaciones políticas, económicas, sociales y culturales.

Esta es la mayor reforma migratoria desde 1986, cuando se abrió la vía a la legalización y eventual ciudadanía de la población indocumentada, tras casi un mes de debate.

El resultado final de la votación de ayer fue de 68 votos a favor y 32 en contra, lo que es un respaldo mayor al que se podría haber vaticinado hace unos meses y viene a confirmar el resurgir de una sólida coalición parlamentaria que podría acabar con las resistencias a esta ley.

Pasada la votación, el propio presidente estadounidense, Barack Obama, ya adelantó en un comunicado de la Casa Blanca que el Senado “había servido hoy a los ciudadanos, llevándonos un paso más cerca de la resolución definitiva del sistema de inmigración”.

El mandatario ha asegurado también que este proyecto de ley “es un compromiso y ninguna de las partes implicadas logró todo lo que querían. Ni los demócratas, ni los republicanos, ni yo. Pero la ley es consistente con los principios de sentido común que, como tantos, he defendido en tantas ocasiones”.

Sobre todo ello, el medio español ha considerado que esta reforma migratoria ha sido, durante décadas, la aspiración de millones de familias que viven en la clandestinidad, sin acceso a la mayoría de servicios sociales, sin perspectivas de una vida estable, discriminados y marginados cuando no perseguidos o confundidos por delincuentes.

Todo ello, a pesar de que estos inmigrantes sin documentos llevan muchos años contribuyendo de modo determinante a la hora de crear riqueza en EEUU, de hecho, su aportación es vital en algunas áreas como agricultura, industria o trabajo doméstico.

En cualquier caso, la necesidad de reformar el sistema migratorio era ya acuciante durante la anterior Administración, fueron las dos últimas elecciones presidenciales, particularmente la de 2012, cuando Barack Obama se hizo con el 71% del voto latino, las que acabaron de convencer a los republicanos, los principales oponentes de la reforma, de que su futuro como partido dependía de su actitud respecto a esta ley.