PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 20 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre EEUU

POLÍTICA EEUU

Jeb Bush carga en español contra el acercamiento de Obama hacia Cuba

Americaeconomica.com / 28-07-2015
Jeb Bush

Jeb Bush

Jeb Bush ha criticado duramente el acercamiento diplomático entre EEUU y Cuba. Y en español. En una entrevista concedida a una de las principales emisoras hispanas del país, el precandidato republicano a la presidencia ha mostrado su total rechazo al nuevo tratamiento hacia La Habana promovido por la administración de Barack Obama.

A lo largo su coloquio para Telemundo, Jeb Bush defendió que la postura de EEUU debería haberse mantenido como siempre, exigiendo más “libertad” para el pueblo cubano. El republicano defiende que el discurso debía haber seguido siendo: “Queremos democracia para cambiar la relación, pero con base en hechos”. Por ello criticó la apertura de Obama sin “ni siquiera” haber recibido “promesas” del régimen castrista.

En español subrayó que “los dictadores no se van a ir discretamente en la oscuridad” y que la labor de EEUU con respecto a Cuba debe ser “estar atentos” aunque “este presidente no lo reconoce”. Todo ello como parte de un amplio baño de masas en el Estado de Florida, donde la población procedente de la mayor de las Antillas y de Latinoamérica en general es más que numerosa.

La entrevista, de la que ya se ha emitido un adelanto en la cadena estadounidense, centra buena parte de su contenido en las políticas migratorias de EEUU. El precandidato a la Casa Blanca está casado con una mexicana de Guanajuato, por lo que las recientes declaraciones de Donald Trump sobre la inmigración hispana también dieron que hablar al nacido en Texas y 43º gobernador de Florida.

A este respecto señaló que poder entrar legalmente en EEUU “debe ser más fácil que hacerlo ilegalmente”. Es así que llegó a afirmar que debe darse una solución a los 11 millones de personas que residen en territorio estadounidense sin los correspondientes permisos. Su hoja de ruta pasa por la entrega de “visa de trabajo, empezar a pagar impuestos y también pagar una pequeña multa, aprender inglés”. Aunque ha reconocido que en su programa no estará el que reciban prestaciones gubernamentales, sí ha prometido una salida a la “clandestinidad” y la regularización de su situación “después de cierto tiempo”, que no ha llegado a concretar.