PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Lunes 23 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre EEUU

elboletin.com EEUU

La ‘CNMV estadounidense’ premia a los ‘chivatos’ de la especulación en Wall Street

José M. Del Puerto / 03-03-2016
Wall Street

Wall Street

Los especuladores financieros cuentan con un nuevo obstáculo a la hora de imponer sus prácticas en Wall Street. El supervisor del mercado estadounidense, SEC por sus siglas en inglés, ha confirmado el pago de una recompensa a un antiguo ‘chivato’ del parqué neoyorquino, abriendo la puerta a que la situación pueda repetirse en el futuro.

El importe de la recompensa con que se ha premiado la complicidad de Eric Husander asciende a 750.000 dólares, unos 692.000 euros al cambio de divisas. Así lo ha explicado el propio inversor, una de las voces más críticas de Wall Street contra la negociación de alta frecuencia (HTF, por sus siglas en inglés). Este modelo operativo, gestionado íntegramente por ordenador, se fundamenta en la implementación de algoritmos automáticos que son capaces de cruzar una orden y la contraria sobre un mismo activo en fracciones de una milésima de segundo, multiplicando la volatilidad.

En este modelo de operaciones, la rapidez en la recepción de la información sobre formación de precios y detalles de las cotizadas marca la diferencia. Husander puso a la SEC en la pista de un sistema diseñado por NYSE, el operador de la Bolsa de Nueva York, que aportaba estos datos a sus servidores en primer lugar y después al resto de servidores, empleados por otros muchos brókeres y agentes del mercado de valores neoyorquino. La multa al gestor del parqué ascendió a cinco millones de dólares, con lo que recompensa asciende a un buen pellizco de la misma.

No fue hasta el pasado 15 de enero cuando la SEC reconoció la entrega de “más de 700.000 dólares” a un tercero que había provisto de “análisis y conocimiento independiente sobre violaciones de la ley del mercado”. Sin embargo, no ha sido hasta ahora que se ha conocido quien había sido el agraciado y sobre qué caso en concreto, pues solo se conocía que se trataba de una recompensa por una actuación cerrada en el año 2012.

La notificación que Husander se ha encargado de airear explicaba que ninguna de las partes implicadas había mostrado oposición al pago de esta gratificación. Un sistema que se emplea por primera vez en Wall Street desde la reforma normativa para la protección del consumidor del año 2010, conocida como Ley Dodd-Frank, en plena resaca por la crisis de las hipotecas subprime y que replica el modelo legal que destapó, aunque sin tanto éxito, la estafa piramidal de Madoff.

El último ‘garganta profunda’ de los escándalos corporativos de EEUU ha dado además la voz de alarma al afirmar que el supervisor neoyorquino sería incapaz de detectar hoy en día fraudes similares. Y la infracción por cuyo descubrimiento se le ha premiado se remonta al año 2008, según se ha sabido. La oportunidad de hacer negocio destapando a las manos fuertes más sucias de Wall Street sigue abierta, una ocasión al alcance de muy pocos, sin embargo, debido a la sofisticación de las herramientas empleadas para escapar de la lupa de la SEC.