Año XIX - Madrid, Jueves 15 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre EEUU

Politica EEUU

Un día después de que testificara en la Comisión de Inteligencia por la trama rusa

Dimite la directora de comunicación de la Casa Blanca
Americaeconomica.com / 01-03-2018
Hope Hicks, directora de comunicación de la Casa Blanca

Hope Hicks, directora de comunicación de la Casa Blanca

La directora de comunicación de la Casa Blanca, Hope Hicks, una de las personas más cercanas al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este miércoles su dimisión, sumándose así a la larga lista de bajas que acumula el Gobierno en su primer año.


Hicks, una ex modelo de 29 años que se incorporó en 2016 a la campaña electoral de Trump sin ninguna experiencia en política y se ha convertido en uno de los asesores con mayor influencia sobre el magnate neoyorquino, pretende abandonar el cargo en las próximas semanas, según ha publicado 'The New York Times'.


"No hay palabras para expresar mi gratitud al presidente Trump. Le deseo a él y al Gobierno lo mejor mientras sigan dirigiendo nuestro país", ha dicho Hicks en un breve comunicado difundido por la Casa Blanca.


Trump, por su parte, ha valorado el "gran trabajo" de su consejera presidencial, a la que ha definido como "inteligente" y "buena persona". "Echaré de menos tenerla a mi lado, pero entiendo que quiera buscar otras oportunidades. Estoy seguro de que volveremos a trabajar juntos en el futuro", ha confiado.


Al parecer, Hicks ha explicado a sus colegas que lleva meses pensando en retirarse porque cree que ya ha completado su aportación al Gobierno. Sin embargo, ha dado este paso un día después de que testificara durante ocho horas en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes por la trama rusa.


El fiscal especial Robert Mueller investiga los vínculos de Trump y de su equipo de campaña con Rusia en base a unos informes de la Inteligencia estadounidense que acusan al Kremlin de interferir en las elecciones presidenciales para propiciar su victoria.