Año XIX - Madrid, Lunes 17 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre EEUU

POLÍTICA EEUU

Protección laboral...

Americaeconomica.com / 22-03-2011
EEUU ha pedido al Gobierno de Colombia que se esfuerce más para resolver los problemas en torno a los derechos laborales. Así lo ha expresado la subrepresentante estadounidense de Comercio Exterior, Miriam Shapiro, que anima las acciones del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aunque no es suficiente.

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambas naciones se vería perjudicado si Colombia no muestra más respeto por los derechos de los trabajadores. Para agilizar la aprobación del acuerdo, el Gobierno de Santos tiene que ponerse las pilas.

Miriam Shapiro especificó, al comparecer ante la Comisión de Comercio de la Cámara de Representantes, una de las dos audiencias que está realizando el Congreso sobre el TLC de Colombia, que la nación tiene que mostrar más ímpetu para resolver problemas en torno a derechos laborales, la violencia contra sindicalistas y enjuiciar a los responsables de esa violencia. De este modo, se impulsaría la ratificación del acuerdo comercial entre ambos países.

La política anunció que tras su comparecencia se reuniría con una delegación colombiana para analizar las posibilidades de avanzar en esta aprobación, que lleva estacado desde 2006. Será una continuación de las reuniones que se llevaron a cabo la semana pasada en Washington, y la visita de una misión estadounidense a Colombia el mes pasado para recabar información.

La Administración Obama afronta una creciente presión de demócratas y republicanos para que los pactos comerciales con Colombia y Panamá se sometan a votación simultáneamente con el de Corea del Sur.

Pero también es objeto de grandes presiones de sindicatos y grupos defensores de los derechos humanos, que exigen un mayor combate a la impunidad en los crímenes contra líderes sindicalistas en Colombia.

Shapiro dijo que la Administración Obama trabaja con diligencia y cuidado para avanzar en las negociaciones y que comparte las preocupaciones sobre los derechos laborales que también han expresado muchos líderes del Congreso.

La funcionaria sugirió que, entretanto, el Congreso puede respaldar la estratégica alianza económica con Colombia mediante la renovación de las preferencias arancelarias andinas durante el tiempo que sea posible.

El presidente del subcomité, el republicano Ken Brady, reiteró la postura de su partido de que los tres pactos comerciales deben ser considerados en el Congreso para el próximo 1 de julio, que es cuando el Gobierno quiere que se apruebe el TLC con Corea del Sur.

Además del estancamiento de los pactos comerciales, la política exterior de Obama también se ve afectada por la crisis nuclear en Japón, las revueltas en Oriente Medio, y las luchas presupuestarias en el Congreso para el año fiscal en curso y el de 2012.