PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Domingo 18 de Febrero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre El Salvador

Integracion El Salvador

Al no renovar el TPS del que se beneficiaban cientos de miles de de inmigrantes

EE.UU. asesta un nuevo golpe a Centroamérica
Americaeconomica.com / 08-01-2018
Donald Trump, presidente de EEUU

Donald Trump, presidente de EEUU

Después de recortar los fondos de cooperación que EE.UU. presta a Centroamérica, su presidente, Donald Trump, ha asestado un nuevo golpe a la región al anunciar la no extensión del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) del que se beneficiaban cientos de miles de de inmigrantes con origen en los países de la zona.


El TPS de El Salvador vence el 9 de marzo y, según su reglamento, el Gobierno de Trump debía anunciar si prorroga o cancelaba dicho programa 60 días antes de su expiración. Por ello, el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. debía anunciar su decisión en torno a este beneficio que protegía de la deportación desde 2001 a más de 200.000 salvadoreños.

Y como ya había sucedido a finales de año con los inmigrantes de Nicaragua o Haití, ha optado por no concederles un nuevo periodo. Así, se estima que hasta 2.500 nicaragüenses amparados bajo el TPS deberán abandonar EE.UU. con el 5 de enero de 2019 como fecha tope; al igual que habrán de hacerlo otros 56.000 haitianos el 22 de julio de 2019.

Del mismo modo, en el caso de Honduras, la Administración Trump ha optado por concederle una prórroga de solo seis meses cuando, hasta ahora, las ampliaciones se concedía por 18. De esta forma, hasta 86.000 ciudadanos de este país se encuentran en un limbo de seis meses y, una vez más, los esfuerzos diplomáticos de los países centroamericanos han sido inútiles.

Todo ello pese a que Gobierno de El Salvador lo haya intentado hasta el último momento, según confirmó su Ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez. Aún el pasado viernes, el presidente del país centroamericano, Salvador Sánchez Cerén conversó con la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen, para reiterarle la solicitud de prórroga. En vano.

El golpe puede ser brutal para países cuya economía depende en gran parte de las remesas de los trabajadores en EE.UU. Según cifras que ofrece Univisión, el Gobierno salvadoreño estima en 2.5 millones el total de connacionales que viven en el país norteamericano y éstos serían responsables del envío de 3.684 millones en remesas entre los meses de enero y octubre de 2017.

Ahora, la medida anunciada por la Administración Trump se considera que puede afectar a cerca de 200.000 salvadoreños ya que, concentrados entre Washington DC, Los Ángeles, Nueva York y Houston, constituyen la comunidad más numerosa amparada por el TPS.