Año XIX - Madrid, Jueves 13 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Francisco Nixon

Rafael Alba / 05-05-2015
Han pasado 20 años, o más, desde que Francisco Nixon, agitaba a las masas noventeras al frente de Australian Blonde o Costa Brava. Y, al menos, otros diez de aquellos tiempos en los que glosaba el esplendor de aquellas entrañables ‘Erasmus Borrachas’.

Pero el artista asturiano sigue activo y mantiene su espíritu inquieto y reivindicativo. Ahora en su último disco, titulado ‘Lo Malo que Nos Pasa’, avanza en la construcción de un universo propio sonoro y narrativo que parte de lo personal y lo cotidiano para llegar tan lejos como le es posible.

Nixon parece haberse sumado a la reivindicación de aquella música de los setenta, llena de grandes canciones, suntuosos fondos orquestales y spot televisivos con gogós cutre-hippies y engolados artistas melenudos presos en las inmensas campanas de sus pantalones.

Fueron tiempos de gran música. Inolvidable, suponemos, para quienes tuvieron la suerte de escucharla en su más tierna infancia. Pero no sólo de Carole King y The Three Degrees vive el hombre, y Nixon quiere traer al presente, en forma de evocación y homenaje, la obra de algunos maestros olvidados.

Fueron tipos como Juan Carlos Calderón, Augusto Algueró, Alfonso Santisteban, Waldo de los Ríos o Rafael Trabucchelli, aterciopelados orquestadores que inventaron el llamado sonido Costa Fleming. La música que sonaba en el barrio más caro y más golfo de aquel Madrid en el que agonizaba franco.

Y Nixon recupera aquel ambiente para vestir sus canciones de última generación. Temas caracterizados, además, por su fuerte componente melódico, indispensable para la ocasión. Y por esa melancolía amable que este autor suele usar con maestría para capturar las sensibilidades ajenas.