Año XIX - Madrid, Lunes 17 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Miguel Rivera

Rafael Alba / 02-07-2015
Dos millones de visitas en una semana. Este es la impresionante cosecha de popularidad 'on line' conseguida por el guitarrista zaragozano Miguel Rivera, hasta ahora un humilde profesor de guitarra que lleva camino de convertirse en el último gran fenómeno viral y global del Internet español.

¿Cómo lo ha conseguido? Con una impresionante versión sólo para guitarra acústica de 'Beat it', el temazo de Michael Jackson que dos guitarristas soberbios, Steve Lukather y Eddie Van Halen, ayudaron a convertir en un hit mundial inolvidable y, visto lo visto, verdaderamente imperecedero.

La forma en que Rivera ha conseguido trasladar a una sola guitarra aquella maravilla es, sencillamente, mágica. Y tremendamente respetuosa. No sólo consigue evocar el sonido poderoso del gran éxito de Jackson. También realiza un sentido homenaje, bien reconocible a los músicos que tocaron en él.

Además, este tipo de vídeos son ya un género en sí mismo. Son muchos los instrumentistas virtuosos que, deciden realizar versiones con guitarra acústica de canciones populares, conocidas por su instrumentación abigarrada, su poderío rítmico y sus melodías pegadizas. 

Y dentro de ese cajón de sastre, en el que caben piezas de distintos estilos, desde el trepidante ‘Tico Tico’ al canónico ‘Smoke On The Water’, las versiones de los temas de Michael Jackson ocupan un lugar privilegiado. De modo que Rivera no lo tenía precisamente fácil.

Pero lo ha conseguido porque a diferencia de muchos de sus competidores, la parte pirotécnica de su interpretación, y sus habilidades prodigiosas no son lo más importante de su oferta. Hay calidez, sentimiento y un evidente deseo de hacer música en la manera que tiene Rivera de acercarse a esta canción eterna.