Año XIX - Madrid, Jueves 13 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

La Villana

Rafael Alba / 30-07-2015
El nuevo proyecto de la cantante del grupo Nosoträsh, Natalia Quintanal, se llama La Villana y va sumando seguidores poco a poco, gracias a la difusión que ha encontrado en los medios de comunicación que suelen apoyar a los chicos y chicas del 'indie'. Y a alguna que otra cosa más.

Entre otras, la gran fortaleza del proyecto. Las doce bonitas canciones que incluye 'La Villana Canta', el primer u uno disco grabado por ahora por Natalia con este nuevo y atemorizador 'alias'.

Algunos críticos, buenos conocedores del género que practica La Villana han encontrado ciertos paralelismo entre este trabajo y aquellos aclamados 'Popemas' que convirtieron a Nosoträsh en uno de los grupos más significativos del inicio del movimiento 'indie' en los primeros y ya lejanos años del siglo XXI.

No diré yo lo contrario. A mí, sin embargo, las nuevas canciones de Natalia me traen más bien el recuerdo de las inmortales Vainica Doble, reivindicadas una y otra vez por generaciones de bandas, masculinas y femeninas. Sobre todo, por aquellas que gustan de cultivar también un pop suave y cadencioso, de textos cuidados y triples lecturas.

En los temas de este álbum manda la peculiar voz de Natalia, más susurrante que potente, que se desenvuelve con primor en este nuevo repertorio, en el que se combina la levedad de los sentimientos sugeridos con la fuerza de unas melodías, apenas insinuadas, que, sin embargo, perduran en la memoria.

Y ya saben, el diablo está en los detalles, sobre todo cuando, como parece ser el caso, nos encontramos con un producto, casi artesanal, que se ha preparado con mimo y amor. Pero, mejor será que los descubran ustedes mismos. Busquen la pista de esta villana por la red. Hay una interesante recompensa musical para quienes la atrapen.