Año XIX - Madrid, Martes 11 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Marilia Andrés

Rafael Alba / 15-10-2015
Hace un par de temporadas, Marilia Andrés, la morena de Ella Baila Sola, regresó a los escenarios tras trece años de ausencia. Y lo hizo despacio, con nuevo disco, un repertorio renovado y la sana intención de partir otra vez de cero.

Lo cierto es que la música del dúo que formaba con Marta, el otro 50% del consorcio, no se encontraba entre los platos favoritos de mi menú sonoro de la época. Pero sonaban por casa, de la mano de las presencias femeninas cercanas y, al final, algo siempre queda.

Un buen día uno se descubría tarareando inesperadamente aquella tonada que hablaba de unos sapos que cantaban flamenco y, con pudor y algo avergonzada, se veía obligado a reconocer que, bueno, que sí, que alguna canción tenían y que no estaban tan mal, al fin y al cabo.

Después desaparecieron. Aunque se quedaron prendidas en la conciencia colectiva de la generación de los noventa que creció con ellas. Y Marta volvió a montar el grupo para conducirlo por los senderos del mercado de la nostalgia.

Marilia no secundó la aventura. Eligió, ya lo hemos dicho, autoproducirse y embarcarse en la producción de un disco de canciones nuevas. Se llama 'Subir Una Montaña', suena bien y está lleno de canciones que hablan de las dificultades de seguir tu propio camino en un mundo lleno de etiquetas. Entre otras cosas.

Ahora, esta artista que un día actuó para multitudes, se refugia en la intimidad de las salas pequeñas como Libertad 8 o El Café Berlín. Como cuando empezaba. Como si volviera a recorrer el camino por el que llegó a la cima. A lo mejor les apetece ir a verla. Y lo mismo les canta aquella de los sapos. Y les cuenta un montón de cosas nuevas.