Año XIX - Madrid, Miércoles 12 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Bely Basarte

Rafael Alba / 09-12-2015
Las baladas románticas entonadas por voces juveniles y pizpiretas, siguen siendo un elemento imprescindible de la dieta musical de la adolescencia. Aunque ahora, para conseguir las dosis mínimas recomendadas haya que buscar el suministro en la oferta de 'youtubers' como Bely Basarte.

A falta de una revolución estética que quizá no llegue nunca, la tecnología y el auge del 'hágalo usted mismo' han propiciado la aparición de nuevos ídolos, más cercanos y aparentemente fuera de los circuitos de distribución habituales.

¿Aportan más de lo mismo estos nuevos habitantes de las pequeñas pantallas? No, exactamente. No es la música lo que importa, al fin y al cabo. Ellos cuidan sus 'canales', que cocinan con mimo y hacen visibles al mundo gracias a las 'covers' de temas de actualidad que animan las búsquedas.

Aunque hay más cosas en esos escaparates de la Red, claro. Por ejemplo, pop de consumo inmediato y elaboración propia, 'making offs' y marketing de productos a la carta, son como las pequeñas tiendas callejeras de los viejos tiempos. Pero su mercado es, o aspira a ser, global.

De modo que el inglés parece resultar imprescindible para unos artistas del vídeo musical que aspiran a ser escuchados, y consumidos a golpe de 'click', lo mismo en Madrid que en Los Angeles, Singapur o Pekín. Y hasta asumen el compromiso de 'colgar' un contenido nuevo a la semana.

Y editar cada poco álbumes digitales, como 'Si Quieres, Pierdes', el último de Bely. Así se han convertidos en hombres -y mujeres- anuncio, con capacidad de vender, no sólo lo que cantan. También lo que llevan puesto. Pero, no minimicen su impacto. Ellos y ellas son el signo de los tiempos. Y pueden deparar sorpresas pronto.