Año XIX - Madrid, Sábado 15 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Costas

Rafael Alba / 05-02-2016
Es Miguel Costas y sigue en la brecha. Ya saben, ese guitarrista entusiasta y con buena mano derecha para las rítmicas que estuvo en el centro del huracán vigués en la década de los ochenta, cuando ejerció de fundador de algunas bandas míticas y aún activas como Siniestro Total o Aerolíneas Federales.

Ideólogo seminal del viejo movimiento ‘punk’ en su versión más ‘gamberra’, cuenta en su haber con haber compuesto, o participado en la composición, de algunos de los ‘zambobazos’ más señeros de la época, en los que la ironía y la retranca, el humor, en definitiva, marcaban la tónica.
Y en esas sigue, en sus felices cincuenta. Aunque ya han pasado treinta años desde su primer concierto Miguel Costas aún hace lo que más le gusta, componer canciones y cantarlas con su particular estilo, empuñando su viejas gibsons, las SG y las Les Paul, según corresponda.

En esta etapa de su carrera, el rockero gallego se ha puesto al frente de un grupo llamado simplemente Costas en el que cuenta con la complicidad del guitarrista Juan ‘Little’ Naya, el bajista Coché Vil y el batería Colás Lage. Otros tres músicos con unos cuantos bienios de escenario a sus espalda, que tienen ganas de hacer ruido y de pasárselo bien.

La banda acaba de lanzar al mercado su primer álbum, un disco titulado ’No Me Cuentes Tu Vida’, en el que el guitarrista y compositor gallego ha recopilado sus últimas creaciones, tan directas y energéticas, como las antiguas, y vestidas ahora con la contundencia y la sabiduría que sólo se consigue gracias a los neumáticos gastados en las carreteras comarcales.

Por ahí están sonando ya algunas canciones del disco y como era de esperar pueden resultar un arma perfecta para disolver las concentraciones de ‘hipsters’ que tanto han proliferado últimamente. Habrá quién apueste por ‘Botellón’, un proyecto de hit con la enriquecido con la solera reservada de la casa. Yo me quedó con ’Palisandro’, una especie de canción de amor que Costas ha dedicado, aparentemente, al mástil de su guitarra.